Los abogados de oficio llevan 5 meses sin cobrar de Justicia

I. ELICES
-

Están indignados y esperarán al día 26 antes de definir medidas de protesta y comprobar si el Ministerio cumple su promesa de pagarles el próximo 22

Los más de 300 abogados apuntados al turno de oficio en Burgos no hallan palabras para describir el estado de ánimo en que les ha sumido el «inaceptable» retraso del Ministerio de Justicia en el abono de sus emolumentos. Llevan casi cinco meses sin cobrar -desde julio-, una demora que les lleva a denunciar el «trato indigno» que les dispensa el actual Gobierno. En una reunión convocada ayer por el Colegio, a la que acudieron casi un centenar de letrados, decidieron volverse a encontrar el día 26 de este mes para acordar medidas de presión, «movilizaciones o incluso huelga», para obligar al Ejecutivo a que les pague, señala el decano, Guillermo Plaza.
¿Por qué esperarán a ese día para empezar a protestar? Porque van a aguardar a ver si Justicia cumple la última promesa remitida a los profesionales hace siete días, la de que antes del próximo 22 de noviembre tendrían ingresadas las cantidades adeudadas en sus cuentas.
Las «excusas» que ha dado el Gobierno para justificar el retraso de los pagos han sido variopintas. La última de ellas es que «el abono de las retribuciones a los abogados de oficio de la Gurtel ha impedido hacer frente a las remuneraciones de 20.000 letrados de toda España».  Existía un convenio para pagar a los profesionales que trabajaron en ese juicio -que hubo de ampliarse de 19 abogados a más de 30- y «prefirieron cumplir con ellos y bloquear 8 millones para el resto». «Algo totalmente inconcebible».
La demora ha sentado especialmente mal al colectivo porque tenía fundadas esperanzas de que los pagos del Ministerio se hicieran mes a mes, tal como prometió el anterior Gobierno. «Lejos de ser así, el retraso es aún mayor», se queja Plaza. Y al cabreo ha contribuido también el hecho de que el aumento medio de los baremos de la Justicia Gratuita «se haya quedado finalmente en un 24% y no en el 30%, como había prometido el ministro Rafael Catalá». La pérdida de poder adquisitivo de los abogados del turno desde 1996 -después de esta última subida- «es del 70%», detalla el decano del Colegio, quien añade que hay que «luchar» para lograr un «Pacto de Estado» que «impida que cada cambio de Gobierno haya que pelear por el cobro de las retribuciones y por un aumento más que merecido».
En la reunión de ayer en la sede del Colegio Plaza pudo detectar «el enfado y la preocupación» de sus compañeros «por el maltrato» al que les está sometiendo el Gobierno de Pedro Sánchez.