España repite plata ante un EEUU inabordable

Europa Press
-

Las chicas de Miki Oca caen ante su 'bestia negra' en la final de Gwangju por 11-6

La selección española femenina de waterpolo apenas resistió dos cuartos ante Estados Unidos, pero acabó cediendo por 11-6, y repitió el subcampeonato mundial conseguido hace dos años en Budapest ante el mismo rival. Fue un partido decidido por la barrera que levantó la campeona en defensa y el mal tercer cuarto de las discípulas de Miki Oca. 
En una final disputada sobre un fuerte aguacero, el combinado nacional no pudo soñar demasiado con repetir el título de 2013 y de nuevo se estrelló contra su bestia negra, un rival que, salvo en la piscina Picornell hace seis años, aún se le atraganta. 
España aguantó los dos primeros cuartos gracias a su buen trabajo defensivo, pero en el tercero vio escapar todas sus posibilidades, con un demoledor parcial de 4-0 de las de Adam Krikorian, que lograron su sexto título mundial; fue el tercero consecutivo, algo no conseguido por ninguna otra selección hasta ahora, ni siquiera a nivel masculino. 
La actual subcampeona del mundo pagó caro su falta de acierto ofensivo, el mismo que le había llevado a otra nueva final de un gran torneo. Los brazos de Roser Tarragó (3/8), Judith Forca (1/5) y Bea Ortiz (2/9) no funcionaron ante el muro levantado por las americanas, bien respaldado por la portera Ashleigh Johnson, no encontró a la boya y tampoco sacó partido a sus superioridades (3/10). Y cuando evitó la defensa y a la guardameta, los palos se cruzaron en su destino en momentos claves. 
El combinado rojigualdo supo replicar inicialmente a las actuales campeonas olímpicas, que nunca fueron por detrás en el marcador. Dos goles de Tarragó consecutivos igualaron el primer amago rival (3-1) y la defensa sobre Laura Ester dio opciones a las españolas incluso de ponerse delante. 
Pero Johnson blindó la portería y sus compañeras sí aprovecharon bien sus superioridades (5/7). En dos de ellas, Makenzie Fischer y Seidelman volvieron a despegar justo a las suyas antes del descanso (5-3), aunque Tarragó pudo poner el 5-4. Sin embargo, el travesaño se topó con su intento, y la madera hizo lo propio nada más empezar con un lanzamiento de Forca, momento en el que se inició el principio del fin para las de Oca. 
Estados Unidos aceleró y empezó a perforar la portería de Ester para sentenciar la final con un parcial de 4-0 (9-3). La portera catalana evitó que el daño fuese aún mayor, pero el ataque no encontró la solución y el equipo nunca recuperó opciones de mantener la emoción. Las americanas mantuvieron los seis goles y luego se dejaron llevar.