scorecardresearch

ADIF reactiva la obra del andén para el AVE en mínimos

L.M.
-

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias mantiene el plazo de verano para la conclusión de estos trabajos. El final de las pruebas con el tren Séneca se pospone hasta que la situación se normalice

Los trabajadores son ya habituales en las inmediaciones de Rosa de Lima desde hace días. - Foto: Patricia

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) ha reactivado los trabajos de construcción del nuevo andén para viajeros de la línea de Alta Velocidad en la estación Burgos Rosa de Lima. La vuelta al tajo del sector de la construcción ha provocado que los operarios regresen a las inmediaciones de la terminal ferroviaria, donde se espera que poco a poco se pueda ir vislumbrando los avances. De momento, y ante la hibernación de la economía, la obra se ha reactivado  «a un ritmo más lento de lo normal por la situación actual. No obstante, y si las circunstancias lo permiten, se intentará trabajar a la mayor velocidad posible», apuntan fuentes autorizadas de ADIF.

El proyecto complementario de construcción de un cambiador de ancho y montaje de vía incluye la habilitación de un espacio -en el extremo más alejado a la zona de oficinas- al que accederán los trenes AVE que lleguen hasta Burgos, así como los que circulen por el nuevo trazado.

El acceso al mismo ya quedó proyectado durante la construcción de la terminal, aunque quedó a medias. La entrada se encuentra en el mismo hall de la estación, al fondo, y atraviesa por debajo las vías para salir al exterior. En ese lugar es ahora donde se trabaja para habilitar unas escaleras mecánicas y un ascensor, al estilo de los que hay en el andén 1, para que los ciudadanos puedan alcanzar el nivel de las vías.

Los trabajos se espera, según apuntan desde ADIF, puedan concluir en verano. También acabarán las diversas tareas y comprobaciones que se siguen realizando en las inmediaciones de la terminal para comprobar que todo esté correcto. El parón durante dos semanas no influirá mucho en los tiempos que se manejaban desde la administración dependiente del Ministerio de Fomento, ya que recuerdan que es habitual que la construcción pare durante varios días coincidiendo con la Semana Santa.

Una vez que cese el estado de alarma, ADIF retomará las pruebas con el tren Séneca, una especie de laboratorio sobre las vías que comprueba y supervisa de los sistemas de señalización, de comunicación y las posibles subsanaciones que hay que hacer en el trazado antes de que entren los convoyes comerciales con sus primeros viajes -sin pasajeros, eso sí.

Las dos semanas primeras antes del confinamiento, en el que estamos inmersos desde el pasado 14 de marzo, se comprobó el trazado entre Venta de Baños y Estépar, mientras que se espera que cuando la situación se normalice se pueda rodar en el último tramo hasta la capital.