La sequía reducirá un 40% la cosecha de secano en la Ribera

DB
-
La sequía reducirá un 40% la cosecha de secano en la Ribera - Foto: Sara Muniosguren

El sur de la provincia de Burgos es una de las más afectadas por la sequía, mientras el norte y el centro son de las zonas mejor paradas de Castilla y León

El sur de la provincia de Burgos, donde se encuentra la comarca de la Ribera, es uno de los puntos de la región donde más afectados se verán los cultivos de secano, especialmente de cereal, como consecuencia de la sequía sufrida durante los últimos meses. Según señalan desde la Unión de Campesinos de Burgos, la cosecha podría reducirse este año en un 40%. En el otro extremo de la balanza se encuentran el norte y la zona centro de la provincia, siendo unos de los lugares mejor parados de Castilla y León. «Las lluvias de las últimas semanas, que rondaron los 10-25 litros por metro cuadrado han ayudado a recuperar los cultivos levemente», explican desde el sindicato.

La Unión de Campesinos de Castilla y León pronostica que a día de hoy la campaña agrícola 2018/2019 será una mala cosecha a consecuencia de la falta y a la irregularidad de las ansiadas lluvias, que junto con las altas temperaturas y las heladas han conllevado a la reducción drástica de la producción de la mayoría de los cultivos de Castilla y León. Desde el sindicato explican que cabe destacar que las lluvias que llegaron a finales de abril permitieron aliviar en parte la extrema sequía, pero que fueron escasas y desiguales.

El 60% en la región. Por lo general, aunque es un poco precipitado, desde la Unión de Campesinos estiman de media una pérdida del 60% de la producción con respecto al año pasado. «El mayor temor de los agricultores y ganaderos son las altas temperaturas del próximo mes que pueden reducir considerablemente la producción», señalan.

Ante esta situación plantean a la administración que implante medidas que palien los daños causados por las altas temperaturas y la ausencia de precipitaciones y reclama una actualización de los rendimientos de los seguros agrarios que permita que los mismos sean más atractivos para los profesionales agrarios y un mayor apoyo de las ayudas a los seguros agrarios.

Del mismo modo, y aunque puede llegar a ser un poco pronto, de continuar las elevadas temperaturas, se pide flexibilidad para el cumplimiento de los requisitos de las ayudas PAC que evite a los profesionales agrarios penalizaciones por incumplimientos cuando los mismos se deben a las condiciones climáticas.