La Junta se defiende y propondrá el lunes las otras 13 zonas

SPC
-

La consejera afirma que todas ellas cumplen con los criterios sanitarios y epidemiológicos y achaca la negativa del Ministerio a una «cuestión de tiempo»

Vecinas de Esguevillas de Esgueva hacen cola para comprar en vísperas de que esta localidad vallisoletana pase a la fase 1. - Foto: Miriam Chacon (Ical)

La Junta de Castilla y León mantiene su intención de que 39 zonas básicas de salud de la Comunidad pasen a la fase 1 de la desescalada y, tras el rechazo el viernes a última hora de 13 por parte del Ministerio de Sanidad, el Ejecutivo autonómico volverá a pedir su ingreso en la nueva fase este lunes. Así lo avanzó ayer la consejera de Sanidad, Verónica Casado, que explicó que solicitarán la incorporación de las 13 zonas básicas de salud rurales que no fueron admitidas para pasar a la fase 1 de la desescalada, lo que achacó a una «cuestión de tiempo» en la valoración de los datos por parte del equipo del ministro Salvador Illa, pues garantizó que cumplen con los criterios sanitarios y epidemiológicos. 
Durante la rueda de prensa telemática diaria para informar de la evolución de la covid-19, Casado tiró de cronología para argumentar por que finalmente esas áreas se han quedado fuera y recordó que la reunión bilateral con el Ministerio de Sanidad se produjo entre las 20.30 y 22 horas del jueves.  En ese momento, se les planteó la posibilidad de incorporar más zonas y el viernes remitieron una propuesta con trece más, en la que se incluía una de Segovia, provincia exenta en el plan inicial, pero se les solicitó datos precisos de movilidad, que fueron enviados a las 17 horas. 
Tras realizar esa cronología, Casado interpretó que es «una cuestión de tiempo» en el análisis de la nueva documentación, ya que las zonas nuevas para avanzar cumplen con los requisitos previstos. Precisamente, Fernando Simón, en su rueda de prensa diaria, confirmó que no les dio tiempo a analizar los datos remitidos por la Junta.
Por otro lado, la consejera rechazó que durante la reunión bilateral del jueves se hubiera producido una «intensa discusión», calificativo al que aludió anoche Simón al informar de las comunidades y provincias que pasan de fase este lunes. «Parece que no estuvimos en la misma reunión, hubo deliberación sobre la propuesta, fue entendida, pero yo no percibí discusión», argumentó, informa Ical.
También, se refirió al hecho de que se haya aceptado la zona de Corrales del Vino, en Zamora, que la Junta retiró en la propuesta realizada el viernes, dado que hay «varias personas en estudio» al haber dado positivo en anticuerpos y se está pendiente del test molecular PCR. «Era prudente esperar», apostilló.
Las nuevas zonas son Mombeltrán y San Pedro del Arroyo, en Ávila; Huerta del Rey, Melgar de Fernamental, Valle de Tobalina y Valle de Valdebezana; Calzada de Valdunciel, Cantalapedra; Fuentes de Oñoro y Matilla Caños, en Salamanca; Sepúlveda, en Segovia; Mota del Marqués, Villafrechos y Villalón de Campos, en Valladolid.
La consejera manifestó que «claro» que se analiza cada provincia para ver si pueden avanzar pero, como hace todos los días, apeló a la «cautela» y a garantizar la vigilancia en la Atención Primaria ante posibles nuevos casos, ya que consideró que los requisitos de UCI y de camas se cumplen en los hospitales de la Comunidad.
Por su parte, el vicepresidente de la Junta valoro los cambios efectuados por el Ministerio en relación a los planes para pasar a la fase 1 y aseguró que para eso era el estado de alarma, por lo que cree que «es el camino correcto». «Hoy el Gobierno ha ejercido su obligación como mando único: Algunas CCAA han visto rechazadas sus peticiones, otras modificadas, y otras aceptadas, para esto era el estado de alarma. Es el camino correcto», dijo.