"Nos preocupa mucho que la gente haga caso a los bulos"

F.L.D.
-

La Policía Nacional no solo se encuentra trabajando a diario en las calles para controlar la movilidad, sino que también lucha contra la desinformación. El objetivo es dar seguridad a los ciudadanos las 24 horas del día

En la Comisaría Provincial han tenido que arrimar todos el hombro en esta situación de crisis. - Foto: Luis López Araico

Hay quien piensa que su trabajo estos días le da a un policía una perspectiva diferente de la situación sanitaria que vivimos. Lo cierto es que los agentes solo lo confirman en parte. Velan porque se cumplan unas normas extraordinarias en tiempos convulsos y lo hacen en la calle, un lugar desconocido para el resto de los mortales. Pero una vez que se quitan el uniforme y llegan a casa, su realidad no dista mucho de la de los demás. Ni siquiera han tenido tiempo para procesar todos los cambios que se han producido en estos casi dos meses en la Comisaría Provincial. Se han reorganizado y han volcado todos sus esfuerzos en garantizar la seguridad de los burgaleses. 

La delincuencia ha caído mucho, lo que significa que casi la totalidad de las intervenciones realizadas por la Policía Nacional desde que se decretó el estado de alarma han estado relacionadas con la vigilancia de la movilidad para asegurarse de que todos cumplen. Y lo cierto es que, según Eloy Ladrón, jefe de la Brigada de Seguridad Ciudadana, "el 99,9% de los ciudadanos están teniendo un comportamiento ejemplar". De los pocos que infringen las restricciones, muchos terminan siendo sancionados porque son reincidentes. Lo que más preocupa, no obstante, es la desinformación que hay principalmente en redes. "Debemos insistir mucho para que la gente no haga caso a los bulos. Deben acudir siempre a órganos oficiales", insiste. 

Que todos los efectivos de la Comisaría Provincial están implicados en la lucha contra la pandemia se palpa al comprobar que incluso los que habitualmente se dedican a unas labores más allá de las detenciones y las patrullas, donde la investigación es la parte más importante, también arriman el hombro sin apartar la vista de lo que hacían antes de esta situación de alarma. "Estamos organizados de manera que podamos dar un servicio las 24 horas al día", comenta Ladrón. 

En la Policía creen que el cumplimiento es mayoritario.En la Policía creen que el cumplimiento es mayoritario. - Foto: Luis López Araico

El responsable de la Unidad Policial de Respuesta (UPR), José Manuel García, reconoce que "hemos tenido que aprender muchas cosas sobre la marcha, especialmente en temas de protección sanitaria". En su caso, al estar al frente de un grupo, ha tenido que dar respuesta a las preguntas de muchos de los efectivos para darles la seguridad necesaria.  

Eloy y José Manuel coinciden en que desde el principio los ciudadanos han sabido valorar mucho su trabajo: "A veces sorprende ver cómo hay gente que sale a la ventana para aplaudirnos y darnos ánimos. Es algo muy emotivo". Al igual que ocurre con otros cuerpos policiales, reciben decenas de llamadas al 091 para denunciar el comportamiento de algunos insolidarios. "Es normal, porque da mucha rabia que estés en tu casa y veas que otro no". 

En las intervenciones, los efectivos de Policía Nacional han lidiado con todo tipo de circunstancias, desde jóvenes haciendo botellón en el Castillo, hasta personas que, sin disimular, han reconocido que tenían que salir de casa porque ya no aguantaban más.