Para emprender en España primero hay que dar valor a los estudios y salir fuera

G. Arce / Burgos
-

Antonio Ruiz-Giménez, presidente de Pvblic Foundation, y Clemente Cebrián, dueño de El Ganso, reclaman un cambio cultural desde la infancia para generar nuevos empresarios

Clemente Cebrián, de El Ganso, desarrolla su ponencia en presencia de Raúl Briongos (Diario de Burgos), Amy Bliss (Embajada) y Antonio Ruiz-Giménez (Pvblic Foundation). - Foto: Alberto Rodrigo

Los emprendedores de éxito son tipos normales y corrientes que han sido lo suficientemente ingenuos de creerse capaces de hacer algo que les ilusionaba, y lo han hecho bien tras fracasar unas cuantas veces. Por eso, casi sin pretenderlo, en vaqueros y zapatillas, Antonio Ruiz-Giménez y Clemente Cebrián, madrileños de nacimiento, han hecho suya una sencilla máxima que en Estados Unidos se inculca desde los 16 años: «El que no arriesga no gana».
Hoy, el primero es presidente de Pvblic Foundation, ha creado a sus 30 años 8 empresas e invertido en otras treinta más de todos los sectores y rincones del mundo; y el segundo, con 41 años, es el fundador de El Ganso, la marca de ropa de hombre, mujer y niño, que este fin de semana inaugurará su tienda número 100 en España.
Para justificar su éxito empresarial ante los jóvenes burgaleses que añoran ese futuro, se escudan en el dicho de ‘la suerte siempre te pilla trabajando’. Y quizá hay que atribuir a la suerte el hecho de ayer ambos acabasen en Burgos -en los institutos Félix Rodríguez de la Fuente y Pintor Luis Sáez, por la mañana, y en el Fórum Evolución, por la tarde- como participantes del You®Company, un novedoso programa de emprendedores impulsado por la Embajada de los Estados Unidos en España, en el que participan la Universidad de Burgos e Ibercaja como organizadores de los actos en la ciudad, y Diario de Burgos y Escrol como colaboradores.

Cebrián y Ruiz-Giménez charlaron por la mañana con los alumnos del Instituto Félix Rodríguez de la Fuente.
Cebrián y Ruiz-Giménez charlaron por la mañana con los alumnos del Instituto Félix Rodríguez de la Fuente. - Foto: Alberto Rodrigo
El objetivo de esta iniciativa, explicó Amy Bliss, agregada cultural de la Embajada, es «ayudar a los jóvenes a creer en sí mismos  y en las posibilidades que les brinda el emprendimiento». El programa se articula a través de una serie de vídeos que muestran los testimonios de emprendedores, tanto españoles como norteamericanos, que explican sus experiencias personales a la hora de emprender. Dos de los españoles contaron ayer su testimonio en primera persona.

Promesa. Ya lo dice el presidente de EEUU, Barack Obama:«Los emprendedores encarnan la promesa americana». Ruiz-Giménez, que lleva siete años viviendo en Nueva York, explicó en el Fórum, en una charla moderada por Raúl Briongos, director de Diario de Burgos, que la semilla del emprendimiento en Estados Unidos empieza a germinar a los 16 años, cuando los jóvenes salen de casa «y les fuerzan a ser emprendedores», entre otras cosas, porque deben pagarse los estudios. «En España -contrastó- la educación es prácticamente gratuita, es accesible para todos, pero no fomenta la cultura emprendedora:Allí -por América- el 90% de los jóvenes quieren crear negocios y aquí solo un 4% y la mayoría añoran la estabilidad laboral de los funcionarios».
«Es necesario un cambio cultural en España», sentenció el presidente de Pvblic Foundation, que ocupa buena parte de su tiempo en invertir en la fase inicial de los proyectos de emprendedores de todo el mundo. «Es la inversión más arriesgada, pero también la que más necesitan los que empiezan».
El empresario del textil Clemente Cebrián coincidió en esta apreciación, aunque también defendió el valor de la educación básica y de los estudios universitarios. Estudiante de Económicas en su día, considera que, en su caso, «la formación está ahí y nos ha salvado de muchas cosas».
«Estudiar te obliga a esforzarte, a hacer cosas que no te gustan porque nadie es cien por cien vocacional en algo». Si Ruiz-Giménez no hubiese sido abogado como lo fue su padre o su abuelo no hubiese creado un fondo de inversión ni  podría invertir en las primeras fases de los proyectos de emprendedores de todo el mundo. «Si no tienes conocimientos no sabes lo que es un plan de empresa, la necesidad que tienes de reestudiarlo una y otra vez, y no sabes el dinero que necesitas para sacarla adelante».

Viajar. En un momento en el que el lamento en nuestro país es generalizado por la cantidad de jóvenes que emigran al extranjero, Antonio y Clemente coincidieron en que es «absolutamente fundamental» dar este paso. «Ha sido lo que me ha transformado y me ha permitido el lujo de contrastar lo que hay en España y en el extranjero», explica el presidente de Pvblic Fundation. «Cuando viajas se te ocurren cosas, te surgen las ideas», añadió el dueño de El Ganso, que explicó a los presentes que descubrió sus famosas zapatillas en una tienda de Budapest. Eran las que usaba el ejército checo en los años 50... Hoy llevan más de un millón de pares vendidos en España. Pese a este éxito, se sinceró:«La falta de conocimiento de idiomas tan notable en nuestro país nos cierran muchas puertas».