Las opas piden la convocatoria de la mesa del AMI azucarero

SPC
-
Donaciano Dujo. - Foto: Ical

Las organizaciones firmantes del AMI exigirán pronunciamiento judicial si Azucarera no rectifica el recorte de este año

Las organizaciones agrarias firmantes del Acuerdo Marco Interprofesional (AMI) del sector azucarero-remolachero (Asaja, CNCRCA, UPA y COAG) pedirán un pronunciamiento judicial si la empresa Azucarera no da marcha atrás en su decisión de recortar hasta los 26 euros por tonelada el precio de la raíz.

Según ha anunciado el presidente regional de Asaja, Donaciano Dujo, las organizaciones firmantes del citado acuerdo pedirán la próxima semana por escrito la convocatoria de la Mesa Nacional del AMI para pedir a Azucarera que rectifique la decisión "unilateral" de rebajar seis euros por tonelada el precio de la remolacha en la presente campaña.

En el caso de que la empresa mantenga el recorte, las organizaciones firmantes del AMI se dirigirán a la Cámara de Comercio de Madrid para pedir el arbitraje de un juez imparcial para que dicte sentencia y dictamine quién tiene la razón en la actual "disputa económica" entre la industria y los productores que, según ha advertido Dujo, afrontan la actual campaña de siembra con "incertidumbre, preocupación y desánimo" hasta el punto que muchos remolacheros optarán por otros cultivos, como el maíz o el trigo, o por contratar su raíz con la otra industria que opera en Castilla y León, la cooperativa vallisoletana Acor que mantendrá los precios mientras permanezca la actual PAC.

"Había un AMI que se tiene que cumplir", ha recordado Donaciano Dujo que ha recordado a Azucarera que los remolacheros han cumplido el acuerdo tanto en los años malos como en los años buenos, al igual que las administraciones que, según ha reconocido por su parte el coordinador de UCCL, Jesús Manuel González Palacín, han puesto mucho dinero sobre la mesa.

En este sentido, ha apelado al "papel fundamental" que debe jugar la Consejería de Agricultura y Ganadería en este asunto convencido de que el departamento que dirige Milagros Marcos no se puede escudar en el AMI ya que sólo representa a los firmantes y deja fuera a organizaciones y productorres que no rubricaron el citado acuerdo.

"Tiene un papel fundamental para salvar un cultivo fundamental que ha sido el rey de los regadíos", ha insistido González Palacín que ha defendido la necesidad de elaborar un plan consensuado entre las partes a medio plazo ya que, según ha recordado, la remolacha tiene mucho tejido detrás a lo que ha sumado el riesgo que corren las fábricas y, por ende, los trabajadores.

"Ya se tendría que haber convocado la mesa del azúcar en Castilla y León", ha sentenciado el coordinador de UCCL al que ha secundado Manuel Jiménez Rodríguez, de la Alianza UPA-COAG, que tachado de "totalmente inaceptable" la decisión de Azucarera de "saltarse" el acuerdo en un cultivo social que también fija población. "No se puede venir por las bravas a bajar el precio", ha sentenciado al respecto para asegurar que las organizaciones defenderán los intereses de los remolacheros.