scorecardresearch

Triunfo agónico ante Zamora (28-27)

J.A.D.C.
-

El Tubos Aranda estrena casillero de victorias en la presente temporada en un duelo en el que fue superior a su rival, pero que llegó ajustado al último minuto

Julen Elustondo fue, con siete goles, el jugador más destacado del conjunto ribereño - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

No pudo reencontrarse de mejor manera el Tubos Aranda Villa de Aranda con su afición. Victoria ribereña en el derbi castellano y leonés ante BM Zamora, la primera de la temporada, y triunfo revitalizante para los pupilos de Alberto Suárez en un choque que no decepcionó a los espectadores que se dieron cita en el Príncipe de Asturias (por lo igualado del mismo), y que sirvió, a la postre, para eliminar de una vez por todas el mal sabor de boca dejado en el seno del club la derrota sufrida por el equipo la amarillo semana pasada en Guadalajara.

Destacar, sobre todo, la primera mitad del encuentro ribereño a nivel global en su estreno como anfitrión en liga donde, dirigidos en bloque por un estelar Julen Elustondo en posiciones de central (el polivalente jugador navarro acabaría la contienda con siete goles), el bloque arandino terminaría llegando al paso por vestuarios con tres goles de diferencia en el luminoso respecto a su oponente (15-12). Ya en la segunda parte, contienda igualada al máximo fruto de la mala ejecución ofensiva local, los fallos puntuales en defensa y, sobre todo la aparición en partido del guardameta zamorano Tomás Lautaro, pero triunfo amarillo en el último minuto gracias a un tanto providencial de Javi García desde seis metros a pase milimétrico de Nico López.

Con la victoria, el conjunto ribereño abandona la zona baja de la tabla clasificatoria e inaugura su cuenta particular de puntos en la presente temporada. Un hecho éste para nada trivial dado que, con mayor confianza en sus posibilidades, los pupilos de Alberto Suárez deberán viajar la próxima semana a tierras gallegas para medirse en Pontevedra al líder del Grupo A: BM Cisne.