scorecardresearch

"Criminología se ofertará el próximo curso. Hay demanda"

B.G.R.
-

Nacido en Bilbao en 1967, estudió Derecho en Deusto y después hizo el doctorado en la especialidad de Urbanismo en la UBU, donde da clases como profesor asociado. Su experiencia gestora y docente le llevaron a presentarse al puesto que hoy ocupa

Ángel Villanueva. - Foto: Patricia

Lleva ejerciendo como abogado más de 20 años. Tiene su despacho en Villarcayo, donde nacieron sus padres y sus abuelos, aunque su trabajo se extiende por toda la provincia y algunas limítrofes. En los últimos ha ejercido también como administrador concursal, y desde el pasado 8 de octubre es el nuevo responsable de la sede de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) en Burgos, en sustitución de Marcial Izquierdo. Su candidatura fue propuesta por el rector y después ratificada por el Patronato del centro, del que forman parte la Diputación y el Ayuntamiento. Aterrizando todavía en su despacho de la Escuela Politécnica del Vena, explica los motivos que le llevaron a optar al cargo y sus objetivos de mandato, siendo el principal el de la financiación.

Abogado en ejercicio, profesor asociado de la UBU... ¿Por qué aspirar a ser director de la UNED?

Me gusta mucho la docencia y también la gestión, así que cuando vi la oportunidad de ocupar esta plaza enseguida me decidí. Más, teniendo en cuenta que es la UNED, una universidad con mucho prestigio en España. Creo poder hacer algo provechoso por el centro de Burgos.

¿Cómo veía el centro desde fuera?

Siempre me ha llamado la atención la labor que hace. Es una función social y pública que ayuda a mucha gente acceder a unos estudios universitarios que de otra manera no podría. El alumno de aquí tiene sus ocupaciones y esa disponibilidad no la ofrece una universidad normal.

¿Qué se ha encontrado encima de la mesa?

Una institución que funciona muy bien. Tiene un personal muy eficiente y los profesores-tutores desempeñan muy bien su labor. Para mí esto es una ventaja porque me lo pone más sencillo, con independencia de que luego pueda hacer cosas.

En la reunión del Patronato en la que se aprobó su nombramiento, el alcalde cuestionó el procedimiento seguido. ¿Tiene algo que decir al respecto?

El sistema que se ha utilizado es el que está establecido en los estatutos. Quien nombra al director es el rector de la Universidad y, además, es lógico que así sea porque es el que tiene mayor capacidad para valorar los currículos que se presentan y porque ofrece transparencia

¿Qué proyecto presentó al concurso de libre designación convocado para la elección de director?

Dividí el proyecto en bastantes apartados, pero hay dos cuestiones fundamentales. Una es el cambio de régimen jurídico para adaptarlo a la nueva normativa, de tal manera que el Patronato se transforme en un Consorcio. Se está en ello y solo falta que se apruebe en los plenos de la Diputación y el Ayuntamiento. Luego hay otro objetivo fundamental, que es el tema de la financiación. Hace un par de años que el Ayuntamiento acordó no seguir financiando al centro asociado. Me da la impresión de que no se han aclarado bien las circunstancias. La idea que tienen es que la educación no es una competencia propia y que, por tanto, no pueden asumir, y eso no es así. La propia ley prevé estas situaciones y sí que pueden colaborar siempre y cuando se cumplan dos objetivos: uno, que no se quebrante su régimen financiero, y otro, que no haya duplicidad en el servicio. Eso aquí no está aconteciendo.

¿Cómo piensa convencer al Ayuntamiento para que anule ese acuerdo del Pleno de ir reduciendo sus aportaciones?

Creo que me voy a poder sentar con el alcalde, que se lo voy a explicar y que me entenderá. A mí me parece inimaginable que el Ayuntamiento dé la espalda a una función social y pública como la que está ejerciendo el centro de la UNED en Burgos. Hablamos de que hay cerca de 1.000 personas que cursan sus estudios, hablamos de educación universitaria... Creo que todo parte de un error y no es hacerle cambiar de opinión, sino poner encima de la mesa las circunstancias reales. La inmensa mayoría de los ayuntamientos lo está haciendo sin el más mínimo problema porque así lo permite la ley.

Pero las competencias en educación son la Junta y el Ayuntamiento parece no querer asumirlas.

No somos una asociación más, sino un centro que imparte educación. ¿Va a ser el de Burgos el único Ayuntamiento que pudiendo hacerlo no contribuya a ello?  No se trata de que cambie de opinión, sino de que adopte otro acuerdo.

En cualquier caso, se han perdido las ayudas públicas de 2017 y 2018 por un problema de fiscalización. ¿Qué va a pasar con la de este año?

Tendría que comprobarlo con el centro, pero creo que está solicitada. De todas formas, no creo que estén perdidas, al menos la de 2018.
A pesar de todo, la situación financiera del centro es buena, ya que cuenta con un remanente de tres millones de euros.

La cantidad exacta no se la puedo decir, pero sé que hay un remanente y que, de momento, la decisión que ha tomado Ayuntamiento de dejar de financiarnos no la hemos sentido precisamente por ese dinero y de ahí se está tirando. Lo que pasa es que la posición municipal se va a empezar a notar de forma inmediata, posiblemente este año o como mucho el que viene. Por ello, mi objetivo principal es reconducir esta situación.

¿La Diputación mantiene su compromiso?

Lo mantiene y su presidente me reiteró en la reunión que tuvimos su apoyo total a la UNED.

¿Sin el apoyo municipal el centro corre el riesgo de desaparecer?

Yo no diría eso, pero sí que sería un problema muy importante. La financiación depende de la sede de Madrid, de la Diputación y del Ayuntamiento y si una de las partes falla, es muy difícil sostenerlo y nos veríamos forzados a buscar esa parte.

En el ámbito académico el anterior director quería ampliar la oferta de grados incorporando el de Criminología. ¿Está de acuerdo?

Coincido en terminar de implantar ese grado porque creo que es interesante y si se propuso en su día fue porque se había estudiado que había demanda. Esperamos que para el próximo curso esté instaurado.

¿Y hay algún otro título más que le gustaría implantar?

Es pronto. Tengo ideas, pero que debo conocer bien el centro antes de ponerlas en marcha. Por ejemplo, el tema de extensión universitaria es muy importante. La UNED no solo son los grados, sino que existe una función cultural muy importante que quiero mantener y aumentar. 

¿Cómo va la matrícula de este año?

Se mantiene como el resto y prácticamente estamos rozando los 1.000 alumnos. Está muy bien la cifra, pero también es otro objetivo ver de qué manera se puede aumentar.

¿Hay otros aspectos que se puedan mejorar?

En el tema tecnológico habrá que revisar el sistema de la página web, que es muy completa pero que por ser así resulta más complicado mejorarla. Se le puede dar una vuelta para facilitar la navegación, renovar ordenadores o estar presentes en las redes sociales.