Hoteles y casas rurales rozarán el lleno durante el puente

B.G.R.
-

Las jornadas fuertes serán el viernes y sábado en la capital y de jueves a domingo en la provincia. Las expectativas son mejores que las del año pasado

Madrid, País Vasco o Cataluña volverán a ser las comunidades de donde llegarán más visitantes. - Foto: Alberto Rodrigo

Las expectativas turísticas para el próximo puente de Todos los Santos son mejores que las del año pasado, tanto en la capital como en la provincia. Por un lado, en Castilla y León hay minivacaciones escolares desde el miércoles al computarse este como no lectivo y sumarse al 31, que tampoco lo es por celebrarse el Día del Docente. Y, por otro, que el festivo cae en viernes en lugar de en jueves, como ocurrió en 2018, con lo que el movimiento de visitantes se adelantará una jornada. Todo ello hace que las previsiones de ocupación tanto en los hoteles como en los establecimientos rurales pasen por superar el 90%.
En la ciudad los días fuertes serán el viernes y el sábado, sobre todo la primera noche, según sostiene el vicepresidente de la Federación de Hostelería y representante del sector hotelero, Luis Mata, cuando «se rozará el lleno en toda la ciudad» en los alojamientos de tres y cuatro estrellas. Algo bajará el día siguiente, aunque manteniendo unas cifras de ocupación del 90 y 95%, mientras que el jueves se quedarán en torno al 60%.
Mata prevé pocos cambios de aquí a la semana que viene, dado que las habitaciones que se cancelan en este momentos son de inmediato cogidas por otro cliente. Se trata de unas fechas que llevan tiempo «funcionando bien» en el sector, con variaciones que dependen del calendario y también de la meteorología. El perfil de los visitantes responde al de un turismo familiar procedente de comunidades como Madrid, País Vasco, Cataluña y Castilla y León, siendo ya «residual», aunque continúe estando presente, el de peregrinos extranjeros del Camino de Santiago.
En cuanto a los precios, asegura que todo depende de la oferta y la demanda. «Se parte de un precio, pero si no arrancan las reservas se tira de ofertas, que se restringen en caso contrario», explica, al tiempo que avanza de estas tarifas son más bajas para la festividad de la Almudena en Madrid (9 de noviembre).
El festivo madrileño se celebra el sábado, si bien Mata considera que, aunque esta circunstancia influye, «son muchas las personas que trabajan ese día» y lo aprovechan cuando no es laborable, algo que se deja notar en que las previsiones de ocupación en la capital ronden el 80% para esa jornada y un 70% para la del viernes.
Dicha circunstancia, unido en este caso a la celebración del Cross de Atapuerca, también se está traduciendo en un aumento de las reservas en la provincia. Así lo reconoce el presidente de la asociación de empresarios de turismo rural Turalbur, Francisco Hernansanz, cuyas previsiones para el puente de los Santos son algo mejores que las de la ciudad. «Estaremos en torno al 90 o 95% de ocupación de jueves a domingo», subraya, precisando que se trata del primer puente después del verano.
De cara al cierre del ejercicio, Hernansanz asegura que aún faltan dos meses, aunque prevé que el año concluya «con mejores resultados» que 2018, teniendo en cuenta que quedan por delante dos fechas importantes para el sector, el puente de la Constitución y Navidad, sobre todo Nochevieja.