La empresa, muy crítica con el cerrojazo económico

L.M.
-

La patronal urge la suspensión de impuestos y obligaciones con Hacienda y teme que «igual que nos ha pillado el toro sanitario, nos pille el económico»

Los trabajadores cerraron ayer las obras donde trabajaban para prevenir posibles robos. - Foto: Luis López Araico

La Confederación de Asociaciones Empresariales de Burgos (FAE) se mostró ayer muy crítica con las medidas del Gobierno tras decretar el cese de toda actividad no esencial para evitar que los ciudadanos salgan de sus casas y así poder frenar la expansión del coronavirus. Su presidente, Miguel Ángel Benavente, tilda elanuncio del Ejecutivo de PedroSánchez como una «improvisación» y critica la demora a la hora de publicar en el BoletínOficial delEstado(BOE) la relación de profesiones o servicios básicos que sí cuentan con autorización desde ayer para continuar operando con la normalidad que puedan llegar a conseguir en una situación como esta. «Al hacerlo en fin de semana tienes mucha menos capacidad de reacción que en un día laborable. Es una improvisación constante.Primero hay que analizar la situación, preguntar a los expertos y luego tomar medidas», indica Benavente, que alerta de que si bien la pandemia ha pillado desprevenida a España, puede que «también nos pille el toro de la economía por no valorar lo que nos viene encima y tomar las decisiones contrarias a lo que creo que se debería hacer», asegura.

A su juicio, el modus operandi que está desarrollando elGobierno «solo mete más carga a las empresas y autónomos» y recuerda que aún siguen en pie la obligación de pagar ciertos impuestos o compromisos conHacienda en un momento en el que los ingresos se han congelado. El parón de la economía es tal que desde FAE calculan que ya este martes, una vez terminada la moratoria que concedió el Ejecutivo para que las compañías que no pueden operar culminasen el cierre temporal de sus instalaciones, la actividad se desarrollará a apenas un 15% de su capacidad habitual. «Ya entre semana habíamos parado cerca del 75%, pero ahora nos vamos a quedar como los fines de semana de estos últimos quince días», indica. Volviendo a las medidas decretadas en el BOE, Miguel Ángel Benavente insiste en que «todas ellas van en contra de la economía de las empresas, que no sé cuánto tiempo podrán soportar todo el peso que se les está poniendo encima.Cada mes que pase el problema será mayor», afirma. Aunque las pymes son las que más afectadas pueden verse en un momento como este, asegura que las grandes marcas tienen contratos para suministrar a clientes, y si esto se detiene se corre el riesgo de perder muchos contratos. «Se tenía que estar trabajando ya en el futuro», admite.

(Más información, en 40 páginas en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)