scorecardresearch

El hotel del monasterio de La Vid abre con el 50% reservado

ADRIÁN DEL CAMPO
-

Las obras han finalizado tras una inversión de 1,2 millones. El complejo, al que se añadirá el albergue, generará 25 empleos

Los accesos al hotel del monasterio de La Vid se han renovado totalmente. - Foto: A. del Campo

El nuevo hotel del monasterio de La Vid abrirá sus puertas este lunes. Más de un año y medio después de que la antigua hospedería de los padres agustinos cerrara sus puertas para someterse a una importante remodelación, el complejo volverá a acoger visitantes pero de una manera algo distinta a cómo se realizaba antaño. Lo que antes era una hospedería ahora será un hotel gestionado por una empresa, Alcesa. Eso sí, la esencia del recinto, con su cercanía a la orden religiosa y su valioso patrimonio histórico se mantiene. Así, sin apenas promoción previa, el nuevo hotel ya tiene el 50% de sus 73 plazas divididas en 34 habitaciones ocupadas para la apertura, reservas que los fines de semana aumentan hasta el 70%.

La remodelación de la antigua hospedería ha supuesto la inversión de 1,2 millones de euros, un millón invertido por los titulares de las instalaciones, los propios agustinos, y 200.000 euros por la gestora, Alcesa. Las obras las ha realizado Dragados y han durado en torno a un año y medio. Aquí hay que puntualizar que todavía faltan por terminar los trabajos en el albergue, la segunda parte del complejo hostelero, que tendrá 98 plazas y que pasará a ser un albergue juvenil reglado. El trabajador de Alcesa encargado de dirigir la puesta en marcha del hotel, Eduardo Jarén, avanza que las obras se están finalizando y a la vez están pendientes de conseguir los últimos permisos de la Junta, por lo que esperan abrir en breve el albergue. Cuando este segundo área esté operativa, el conjunto turístico sumará unos diez empleados más a los 15 puestos de trabajos generados ya.

Nueva visita a la biblioteca. Este lunes, el monasterio de la Vid pondrá en funcionamiento la práctica totalidad de todos sus servicios: hotel, cafetería, restaurante, visitas al monasterio, y la gran novedad, visitas a la importantísima biblioteca de los agustinos. "La visita al monasterio es la que había antes, que la siguen haciendo los propios padres agustinos. Y la vamos a ampliar con la visita a la biblioteca, que serán dos cosas diferentes porque la segunda requiere un control muy especial de las personas que acceden allí. En la biblioteca lo que vamos a establecer es una visita guiada todos los fines de semana. Probablemente sea el sábado, haremos un horario por la mañana, y el propio bibliotecario, el padre Serafín, será la persona que la enseñe", declara la directora del hotel, Elena Arranz.

A la nueva responsable del complejo le ha llamado la atención que a muchos de los clientes lo que les gusta es estar en contacto con la comunidad de los padres, "ellos les enseñan todo lo que es su monasterio, su claustro, sus capillas… Los padres ahí les dan muchas facilidades". A esos asiduos que llevan alojándose en La Vid "20 ó 30 años" y que apuestan por estancias muy largas que también sorprenden para una zona como la Ribera, la nueva dirección quiere sumar nuevos públicos, por eso, para ganar promoción, el hotel ha entrado en la Ruta del Vino Ribera del Duero.

En cuanto a las obras, Eduardo Jarén destaca que se ha reformado "absolutamente todo, se ha modernizado toda la instalación que compete al hotel y al albergue", a la vez que se han tenido que adaptar a la nueva normativa sanitaria provocada con la covid-19, con reducción de aforo en el restaurante, desinfección de habitaciones mediante ozono... Por su parte, Elena Arranz explica que ofrecen "una cafetería y un restaurante con terraza, con un menú del día de lunes a viernes" y que el acceso a ambos lugares es abierto, "no es necesario estar alojado para poder venir" a degustar "una amplia carta de picoteo" que también se enfocará a productos de la Ribera como el lechazo. Todo ello en un complejo totalmente remodelado pero dentro de un conjunto patrimonial de gran valor histórico.