El Ayuntamiento evalúa el coste de retirar los 'ceda el paso' del carril bici

I. Elices / Burgos
-
Estas son las señales pintadas que los ciclistas piden eliminar. - Foto: Jesús Javier Matías

Tráfico también valora colocar nuevas señales verticales en los cruces de ciclistas

El Ayuntamiento ha tomado buena nota de la polémica que ha suscitado en la ciudad la presencia de señales de ceda el paso pintadas en el carril bici de la capital. Las quejas de los aficionados no han caído en saco roto, ya que el área de Tráfico está efectuando ya la evaluación económica de cuánto supondría eliminar «esas marcas horizontales incorrectas», tal como reconoce el concejal y vicealcalde, Ángel Ibáñez. Asimismo, esta sección valorará también el coste de instalar las señales verticales que advierten del paso de ciclistas en los cruces.
El anuncio del edil popular se produce después de que la asociación Burgos con Bici informara de que iba elaborar un catálogo de la señalización existente en todos los cruces de la ciudad, con el fin de que el Consistorio corrigiera los defectos. El Ayuntamiento tomará por tanto la iniciativa y analizará toda la red de carril bici de la ciudad, un proceso que durará en torno a un mes. «Cuando dispongamos de toda la información tomaremos las decisiones oportunas», explica el concejal.
Es decir, primero efectuará un inventario de todas las señales que sobran y hacen falta en las distintas confluencias por donde discurre el carril bici. Después calculará qué presupuesto es necesario para eliminar las marcas incorrectas y colocar las que ahora brillan por su ausencia. Finalmente, si hay partida disponible, llevará a cabo la intervención.
Burgos con Bici se lamentaba la semana pasada de que el Ayuntamiento mirara para otro lado ante la proliferación de señales contradictorias que afectan a los ciclistas. De hecho animaba a todos los que se sientan perjudicados a que «reclamen al Consistorio por los daños» sufridos. Esta organización, que defiende los intereses de los aficionados a las dos ruedas, celebró una asamblea hace dos semanas en la que se acordó exigir por cuarta vez que se retiren todas las marcas de ceda el paso pintadas en los tramos del carril bici situados antes de llegar a un paso de ciclistas.  
La situación, lamentan, es de «máxima confusión».  Según el Reglamento General de Circulación, las bicis tienen preferencia sobre los vehículos cuando transiten «por un paso para ciclistas», que es el que está marcado en la calzada por unos tacos rectangulares de color blanco, que en ocasiones están pintados en paralelo a los pasos de peatones. Pedro Mediavilla, portavoz de la asociación, explica que entran en clara contradicción con la obligación que tienen los conductores de parar cuando se encuentran ante un paso habilitado por donde cruzan ciclistas. Cuando conviven ambas señalizaciones horizontales «deben parar los dos, pero la norma da la prioridad a los ciclistas».