La operación Balmis, el "mayor esfuerzo" militar en décadas

N.M.J. (ICAL)
-

El Teniente General Jefe de la Unidad Militar de Emergencias, Luis Martínez Meijide, asegura que esta operación ha supuesto un "antes y un después" para los ejércitos

Actuación de la UME el pasado mes de marzo en la ciudad de Burgos. - Foto: Patricia

El Teniente General Jefe de la Unidad Militar de Emergencias (UME), Luis Martínez Meijide, aseguró hoy en Burgos que la Operación Balmis ha sido el "mayor esfuerzo" de la UME y de las Fuerzas Armadas en España "en muchas décadas", tanto por el número de personas que movilizó como por las actuaciones que realizó.

En este sentido, explicó que desde 2007 la UME ha realizado un total de 562 intervenciones, en su mayoría "multiriesgo", tales como incendios, inundaciones, terremotos, emergencias ecológicas..., cubriendo un "amplio espectro". Sin embargo, tal y como destacó Martínez Meijide durante su intervención en las XXIII Jornadas de Derecho, Política y Defensa que se celebran desde ayer en la Universidad de Burgos (UBU), el 2020 "ha disparado todos los estándares de intervenciones y participación".

El Aula Magna de la UBU acogió hoy el segundo día de estas jornadas que versan sobre las Fuerzas Armadas ante la pandemia de la covid-19. El Teniente General de la UME explicó a las autoridades y alumnos asistentes cuál ha sido el papel ejecutado por la Unidad Militar de Emergencias durante el estado de alarma. 

"Esta misión ha sido la más complicada, intensa y difícil desde el punto de vista militar", aseguró Martínez a preguntas de los alumnos acerca de cuál ha sido para él la misión que le ha resultado más difícil durante su carrera profesional. Al respeto recordó que su unidad realizó 8.000 de las 20.000 intervenciones que se llevaron a cabo durante la Operación Balmis, movilizando a 45.000 personas y actuando en 1.259 localidades de España. 

Asimismo explicó que la UME debe intervenir rápidamente, sin apenas tiempo para preparar un plan, destacando además entre sus principales valores la eficacia y la empatía. "La reserva de las UMES han sido los ejércitos, capaces de poner soldados todos los días", dijo, recordando que una vez decretado el estado de alarma la UME tuvo que actuar con gran rapidez, trabajando a pleno rendimiento durante dos meses. Sin embargo, después tuvo que "decrecer" para poder preparar la campaña contra incendios forestales.

Por último, afirmó que desde la Unidad se sienten "orgullosos" de haber servido a la sociedad española , agradeciendo el "cariño" recibido en todas las ciudades y puntos del país.