Rico espera que Burgos esté presente en el Gobierno regional

DB
-
Rico espera que Burgos esté presente en el Gobierno regional - Foto: EUROPA PRESS

El presidente provincial del Partido Popular apuesta por "sacar adelante" acuerdos puntuales en el Ayuntamiento de Burgos y esperar a "lo que tenga que venir", en cuanto a una posible moción de censura

El presidente provincial del Partido Popular de Burgos, César Rico, confió hoy en que su formación tenga una “digna representación” en el próximo Gobierno de la Junta de Castilla y León. No en vano, recordó que en la anterior legislatura, el PP burgalés contó con el presidente de la Junta (Juan Vicente Herrera), la directora de gabinete del Presidente (Virginia Arnaiz) y dos directores generales (Enrique Saiz y José Luis Ventosa), por lo que se mostró esperanzado en mantener un “nivel digno” de representatividad.

Preguntado por una posible moción de censura al alcalde socialista Daniel de la Rosa en el Ayuntamiento de Burgos, Rico apostó por trabajar “en lo inmediato” y trabajar en el Consistorio de la mano de otros grupos. No en vano, precisó que el Grupo Municipal Popular debe tratar de “sacar adelante”, con acuerdos puntuales, el programa electoral del PP. “Lo demás, ya vendrá, si tiene que venir”, sentenció.

En todo caso, abogó por trabajar conjuntamente, “en lo posible”, con Ciudadanos (Cs) y Vox porque los votantes de Burgos han querido que haya una formación mayoritaria entre los grupos de centro derecha. “No vulneramos el sistema democrático y, por el contrario, estamos legitimados para una mayoría que los vecinos expresaron en las urnas”, añadió.

César Rico explicó los asuntos que abordaría hoy la Junta Directiva Provincial del PP como dar a conocer los resultados municipales y autonómicos de la formación en la provincia de Burgos, quien reconoció que no fueron buenos, sobre todo en el medio rural. Pese a ello, subrayó que el Partido Popular está en 217 ayuntamientos y cuenta con 910 cargos públicos municipales. “Es una presencia muy amplia en el territorio que hay que mantener e incentivar”, afirmó.

Los miembros de la Junta Directiva también escucharon los detalles de los pactos municipales alcanzados, sobre todo, en Burgos y Aranda de Duero, pero también en Espinosa de los Monteros, Valle de Valdebezana y Arcos de la Frontera. Lamentó la falta de acuerdos en Villacaryo y Lerma, pese a señalar que el centro derecha sumaba mayoría absoluta pero, “por diversas cuestiones”, no se llegó a un pacto de gobernabilidad. Por último, se refirió al acuerdo con Cs en la Diputación Provincia para apostar, cuatro años más, por el desarrollo rural.

De cara al futuro, el presidente  provincial del PP anunció un nuevo diseño del PP para los próximos años y el nuevo curso político, que arrancará con tradicional paella en Arcos de la Llana en septiembre, que marcará el “pistoletazo de salida”. También mencionó el trabajo que comenzará tras el verano de la elaboración de los presupuestos a todos los niveles. “Donde gobernamos, presentaremos un presupuesto real y factible,  y donde no, haremos propuestas que estaban en el programa electoral”, expuso.

Abrir la sede del partido

En clave de partido, abogó por una estrategia de “activación” después de tres meses “muy complejos” y con una actividad “frenética” tras la sucesión de elecciones que obligó a una gran movilización. “Hay que hacer participativo el partido a todos los afiliados y abrir la sede”, manifestó, sin olvidar la intención de incrementar los 3.633 afiliados actuales y favorecer la presencia de los altos cargos para apoyar a los alcaldes y concejales del PP, tanto de gobierno como de oposición.

César Rico señaló que, en su momento, el partido creó los grupos de apoyo municipal que funcionaron aunque que luego se agotaron. Apostó por configurar esos grupos, sobre todo en los grandes núcleos, porque, a su juicio, es una labor que agradecen los alcaldes y concejales para recibir el apoyo de los votantes y los afiliados de cara a mejorar los municipios. Además, defendió la necesidad de ofrecer cursos de formación para los militantes.