scorecardresearch

La Comisaría de Policía de Miranda tendrá un nuevo jefe

Ó.C.
-

El mando recibe formación en Madrid, por lo que ya no ejerce en la ciudad, aunque mantiene su plaza

Ramiro José Gómez, en una de sus últimas intervenciones públicas. - Foto: DB

La Comisaría de la Policía Nacional de Miranda volverá a tener un nuevo cambio en su cúpula en los próximos meses. Ramiro José Gómez ocupa el puesto de jefe de las dependencias, pero en estos momentos recibe en Madrid la formación  para conseguir el grado de comisario. Por este motivo, aunque sobre el papel sigue  al frente del servicio en la ciudad, su puesto lo desempeña el otro inspector jefe destinado en Miranda, que es el responsable de Seguridad Ciudadana y que asume las funciones temporalmente. Gracias a esta alternativa, no ha sido necesario trasladar personal de Burgos como en otros relevos.

Por lo tanto, en estos momentos la Comisaría atraviesa un periodo de transición y la primera resolución a la que hay que esperar es que Gómez concluya su formación y jure su nuevo cargo. Tras ese paso será cuando logre su nuevo destino y quedaría abierta su plaza en la Comisaría local, que podrá adjudicarse definitivamente para que haya una nueva personas al frente. En cualquier caso, todavía está por decidirse quién será quien ocupe el puesto de Gómez.

A pesar de que le quedan meses como jefe, la realidad es que ya no volverá a su puesto en Miranda. El cargo lo asumió en abril de 2020, por lo que en la ciudad ha estado poco más de un año, aunque en este tiempo ha lidiado con la pandemia y todas las limitaciones, como el confinamiento perimetral del municipio o todas las restricciones a la hora de pasar de una comunidad a otra.

El relevo en la jefatura supone un cambio más en la Comisaría mirandesa, puesto que en los últimos años las sustituciones se han sucedido, ya que existe mucha alternancia debido a que se considera una plantilla de tránsito. Antes de que Gómez asumiera el cargo, Ana Isabel Mélida era la responsable y solicitó el traslado voluntario a Burgos en febrero de 2020. 

Eloy Ladrón fue su predecesor y antes estuvo Fermín Treceño, que cogió el testigo de Aquilino Peláez que si que  contó con continuidad en la Comisaría de Miranda antes de marchar a Tudela.