El TSJ manda reincorporar al policía condenado a la cárcel

R.C.G.
-

Considera que se ha excedido el tiempo máximo de suspensión al agente, que tiene recurrida al Supremo la sentencia de 3 años y 7 meses de prisión por revelación de secretos

El TSJ manda reincoporar al policía condenado a la cárcel - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

El Ayuntamiento tendrá que reincorporar al policía condenado por revelación de secretos de un exconcejal salvo que recurra el fallo del Tribunal Superior de Justicia, que considera que la administración local ha vulnerado el derecho a la presunción de inocencia del agente, ya que su pena de prisión está recurrida, y que además se ha excedido el plazo máximo de seis meses de suspensión. El agente fue condenado a 3 años y 7 meses de cárcel así como a la pérdida definitiva de su condición de policía en el 2019, pero esa sentencia está ahora en manos del Tribunal Supremo ya que la defensa ha decidido agotar la vía legal. El Ayuntamiento decidió entonces suspender a J.A.F.U. de sus funciones pero ahora los juzgados entienden que esa medida cautelar se ha dilatado más de lo permitido, entre otras cosas porque anteriormente ya había sido suspendido por este mismo caso por más de cinco meses. Concretamente de aquella primera sanción le quedaban apenas unos días para cumplir el medio año. Por este motivo, se entiende que se "han vulnerado su derecho fundamental de presunción de inocencia y el derecho fundamental del empleado público de permanecer en su cargo y no ser removido del mismo". Además se le reconocen los efectos económicos y administrativos correspondientes al exceso de dicho plazo. Es decir que el Ayuntamiento deberá pagarle el dinero que no ha percibido en los últimos meses. Los hechos por los que fue condenado J.A.F.U. se remontan ocho años atrás, cuando averiguó los antecedentes del hermano del por entonces concejal Joaquín Muñoz (fallecido en 2017) y utilizó los mismos "con la simple motivación de las rencillas" que tenía con el edil, llegando a introducir por debajo de la puerta de su despacho dos imágenes en las que se podía leer "agresor sexual ¡ojo!". También se le imputaron el envío de escritos a las responsables del área de Mujer del grupo socialista en las que se detallaban parte de los hechos por los que había sido condenado el familiar de Muñoz. Por eso la Audiencia Provincial le condenó a una pena de cárcel y la pérdida definitiva de su condición de policía. En el mismo procedimiento fue absuelto otro agente al que se le imputaba que, estando de servicio, accedió a la aplicación Eurocop para enviar posteriormente el pantallazo de la ficha del hijo del concejal al abuelo del joven con un texto ofensivo. Poco después de conocerse la condena, que se encuentra a la espera de que el Tribunal Supremo se pronuncie sobre el recurso presentado por el agente para evitar su ingreso en el penal de Logroño, el Ayuntamiento mediante un decreto firmado a finales de abril procedió a suspenderle. En esa condición se mantiene desde entonces aunque ahora el fallo del TSJ de Castilla y León considera que no se puede prolongar esa medida cautelar tanto tiempo por lo que se debería reincorporar al funcionario a su puesto en el cuerpo salvo que se recurra el fallo a casación.