Hoy comenzará a multar el radar entre Vadocondes y Fresnillo

F.L.D./B.A.
-
El radar está dentro de una caja negra y multará en ambos sentidos.

Estará operativo en ambos sentidos y con su instalación se busca evitar los accidentes, algunos mortales, que han sucedido en el cruce entre la N-122 con la variante de la A-11

La Dirección General de Tráfico instaló en el punto kilométrico 262,2 de la N-122, entre Vadocondes y Fresnillo de las Dueñas, un nuevo control de velocidad hace unos meses, sin embargo no será hasta hoy lunes cuando este comience a estar operativo para multar a los vehículos que transiten por esta vía a más de 90 kilómetros por hora, velocidad máxima permitida para circular por la misma. 

Este nuevo radar, más pequeño y de color negro, diferente a las cajas blancas que habitualmente se ven, tendrá la capacidad de multar en ambos sentidos y se ha colocado exactamente en este punto para tratar de evitar los accidentes, algunos de ellos mortales, que se han registrado unos metros más adelante, exactamente en el cruce de la N-122 con la variante de la A-11. De esta forma, el nuevo control de velocidad obligará a los vehículos a reducir la misma justo cuando pasen por delante de esa intersección, en la que los coches que proceden de Fresnillo hacen el STOP, bien para incorporarse a la A-11 dirección Valladolid, o bien para continuar por la N-122 hacia Soria. También efectúan el STOP en ese tramo los que proceden de la A-11 y quieren acceder a Fresnillo. 

Aunque no tiene la calificación oficial de punto negro de tráfico, este cruce, que surgió con la inauguración de la variante A-11 hace cuatro años, ha registrado varios accidentes desde entonces, dos de ellos con resultado mortal. El último sucedió el 6 de julio del año pasado y en él perdió la vida J.C.V., de 59 años y único ocupante del vehículo que en ese cruce chocó frontolateralmente con un camión. Un desafortunado impacto que le costó la vida.

Tras aquel siniestro, el alcalde de Fresnillo, Gustavo García, ya señaló que la mejor forma de que se solucionara este problema era que se terminara la A-11. «Pero como para eso falta mucho tiempo, alguna medida que se puede tomar es obligar a reducir la velocidad, bien a través de un radar o de bandas sonoras, porque los coches que vienen de Vadocondes no hacen caso a la reducción de velocidad que marcan las señales», sugirió hace justo un año el regidor de Fresnillo. Una propuesta que también ha sido considerada como una posible solución por la DGT, que tras varios análisis y pruebas para buscar un remedio a este punto se ha decantado por la instalación de ese control de velocidad. 

El otro accidente mortal sucedió el 1 de marzo del 2016. En él perdió la vida M.A.C., una mujer de 58 años, tras chocar también con un camión. Además de este radar que entra en funcionamiento hoy, hay otro instalado apenas a un kilómetro, también en la N-122 y cerca de la entrada al casco urbano de Fresnillo. Lleva operativo varios años y multa sentido Aranda de Duero.