La Policía no puede retirar camiones junto al Coliseum

I.E.
-

Los aficionados del San Pablo se quejan de la falta de aparcamiento en el entorno en los días de partido, como hoy. Si no hay señales que lo prohíban no se puede multar, alega el Cuerpo

La Policía no puede retirar camiones junto al Coliseum

Otro de los inconvenientes de que aún no exista una ordenanza de movilidad -todavía en tramitación después de años- es que la ciudad no puede poner coto al aparcamiento de camiones en el caso urbano. Desde la Policía Local salen al paso de las quejas de algunos aficionados del Club San Pablo Burgos que en los últimos días han mostrado su malestar en redes sociales por la presencia de vehículos pesados estacionados en el entorno del Coliseum en días de partido. Y el Cuerpo advierte de que no puede retirar ni cabinas tractoras ni semirremolques de ninguna parte de la ciudad a no ser que se hallen en un lugar donde existan señales que prohíban aparcar a este tipo de vehículos.
Después del último partido del San Pablo, algunos socios del club hicieron públicas sus quejas en Twitter. Advertían de que una vez más -tal como aparece en la imagen- había camiones aparcados en la calle Cascajera, ocupando plazas que podrían utilizar los aficionados que van al encuentro. Y pedían a la Policía Local que interviniera porque «el problema de aparcamiento irá a peor en invierno», cuando la gente utiliza más los coches para desplazarse. Instaban al Cuerpo, asimismo, a colocar con antelación carteles de prohibido estacionar horas antes del partido y hasta una vez terminado.
Por el momento, la Policía Local no contempla ninguna de estas medidas excepcionales. Para hacerlo, advierten las mismas fuentes, habría que colocar señales fijas que restringieran el estacionamiento de vehículos pesados de forma permanente, algo que depende ya del departamento de Movilidad.
Por tanto, de momento y hasta que no esté aprobada la ordenanza de movilidad los camiones podrán seguir aparcando en las inmediaciones del Coliseum. En los últimos partidos muchos coches lo están haciendo en lugares no habilitados en la zona de la Quinta, lo que revela la falta de plazas en las inmediaciones de la instalación deportiva. Es cierto que muchos vecinos de la capital acuden a pie o en transporte público, «pero hay muchos burgaleses de pueblos del alfoz y de otras localidades de la provincia que solo pueden desplazarse en coche para disfrutar del partido», afirma un aficionado de fuera. En la actualidad no hay ninguna norma municipal que impida como regla general el estacionamiento de camiones en el caso urbano.  La ordenanza de la grúa prevé la retirada de vehículos de lugares donde está expresamente prohibido o si no se ha pagado la tasa de la ORA, pero no es el caso de la zona del Coliseum, según recuerdan las mismas fuentes.