Black Friday: a la caza de las mejores ofertas

Carlos Cuesta (SPC)
-

Más del 60% de los españoles asegura que dedicará el día 29 de noviembre, el 'Viernes negro', entre 100 y 300 euros en adelantar compras que tradicionalmente hacía en la Navidad

Black Friday: a la caza de las mejores ofertas - Foto: Gobierno de Aragón

Una de las canciones de Bod Dylan se titula Los tiempos están cambiando, pero, a buen seguro, que, cuando la escribió, no pensó en la gran transformación que iba a experimentar la sociedad en las siguientes décadas, superando las expectativas de cualquier visionario.
En este contexto, se puede analizar un fenómeno comercial como el Black Friday, que apareció en los años 50 del siglo pasado en EEUU y que es ya una de las citas que más ventas y ruido generan y que, cada año, desde 2012 que llegó a España, levanta tanta o más expectación que las rebajas de enero. 
El pasado año se hicieron en los buscadores de internet más de 2,2 millones de búsquedas relacionadas con el viernes negro solo en España y las previsiones para el próximo 29 de noviembre, día en que se celebra este año, son de un incremento de ventas de más del 10% respecto al año anterior y un 220% en comparación con semanas normales, según el III Informe de resultados y previsiones para Black Friday 2019.
Así, más del 60% de los españoles afirman que dedicarán entre 100 y 300 euros durante el Viernes negro de este año para adelantar compras que, tradicionalmente, hacían en Navidad.
Se trata de una fecha muy señalada en la que los descuentos de entre un 20% y un 30% en páginas webs y también en tiendas físicas de un sinfín de marcas alcanzan facturaciones impensables en sectores como el tecnológico, la moda o el calzado.
La estrategia de que las llamadas gangas solo están disponibles por un pequeño período muy limitado de tiempo hace de la urgencia una invitación al consumidor para pasar por caja. 
En 2018, la inversión media en tiendas on line fue de 149,24 euros por persona, un 45% más que en el año anterior y se espera que para esta edición el balance del comercio electrónico en España supere los 1.710 millones de euros y vuelva a marcar un nuevo récord.
Un fenómeno que, aunque va destinado a todas las franjas de edad y de sexos, sin embargo, el pasado año destacó el papel de las mujeres que realizaron el 70% de los registros. Los más consumidores fueron personas de entre los 35 y 44 años con un tercio de las transacciones, seguidos de los de 25 a 34 años, con un 26% del total, y los comprendidos entre los 45 y 54 años, con un 18%.
La apuesta por el viernes negro está cambiando las costumbres, de los consumidores españoles donde el mes de mayores compras siempre ha sido diciembre, coincidiendo con el cobro de la paga extraordinaria y las Navidades. 
Es de sobra conocido que no es fácil competir con portales como Amazan, Ebay, Alibaba, El Corte Inglés o, por ejemplo, Aliexpress, pero en estas fechas las oportunidades también están en las tiendas de barrio que lanzan descuentos tan importantes como los más grandes y que, además, crean trabajo y riqueza en su ciudad.
Según Adecco, el Black Friday generará este año en España 201.000 contratos, un 7,5% más que el pasado con la particularidad que muchos de ellos se prolongan en Navidad y en las rebajas de enero. En concreto, se distribuirán en un 57,1% en el sector de la logística y transporte y un 42,3% en el comercio y los puestos más demandados serán empaquetadores, carretilleros, mozos de almacén, así como profesionales de atención al cliente.
Consejos. Los expertos recomiendan como primer paso elaborar una lista con los artículos  en los que se desea centrar una persona. En segundo lugar, apuntar el coste antes y después del descuento del Black Friday. Asimismo, es aconsejable comparar los precios entre diferentes establecimientos, ya sean en tiendas físicas o en internet. Y, finalmente, marcar un presupuesto límite para no caer en gastos innecesarios que resultan especialmente atractivos.
El comercio electrónico español se quedó el pasado año a las puertas de la barrera psicológica de los 40.000 millones de euros, superando sus récords de crecimiento, según reveló la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia, que considera que en este ejercicio el reto de los 50.000 millones de euros es muy factible, en vistas de la evolución de las cuentas de los primeros nueve meses en curso.
Así, la cifra de 2018 de 39.243 millones, un 29,06% de incremento respecto al total de 2017, que fue de 30.406 millones de euros, hace pensar que, con tasas interanuales de expansión superiores al 20%, (25% en 2017; 29% en 2018), es más que previsible que en el global de 2019 la facturación total pueda superar los 50.000 millones. De hecho, de mantenerse el porcentaje de crecimiento en ese 29%, el resultado de este ejercicio alcanzaría los 50.623 millones de euros.