Aranda confía en licitar la guardería en dos semanas

A. del Campo
-
Aula de la guardería municipal de Aranda de Duero. - Foto: DB

La Concejalía se servirá de una sentencia del Tribunal Superior de Justicia para asumir el servicio como una competencia propia

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Aranda de Duero confía en poder licitar la gestión de la guardería municipal en dos semanas. Así lo confirmó este viernes el concejal de Educación, Emilio Berzosa. Según el edil, el Consistorio se basará en una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León para asumir el servicio como una competencia propia. De esta forma esperan superar la barrera de la ley Montoro que les impedía volver a sacar a concurso la Escuela Infantil al considerarla una competencia impropia. Este hecho ha causado gran revuelo ya que la adjudicación finalizaba el 31 de agosto y las más de 30 familias que disfrutan del servicio y las cinco profesionales que trabajan en el mismo corrían el riesgo de quedarse en la calle.

Una vez «arreglado» el problema de las competencias y mientras se están preparando los pliegos de licitación, el otro punto pendiente, según declaró Emilio Berzosa, se encuentra en el reglamento de las guarderías municipales. El edil recordó que la normativa ya se intentó llevar a pleno pero que la negativa de este provocó que se tenga que repetir el trámite. El equipo de Gobierno presentará por tanto, de nuevo, el reglamento para la gestión de las escuelas infantiles con una ordenanza fiscal de precios. Se trata de una norma que sirva, según el concejal de Educación, para una, dos o las guarderías que pueda asumir el Ayuntamiento.

Si la inquietud por la escuela infantil Municipal ha llevado incluso a abrir una petición de firmas en Change.org para su defensa, la situación de la guardería de Allendeduero ha derivado en lo mismo. Ayer mismo las familias que tienen a sus hijos en este centro lanzaban una nueva petición, que ya supera las 1.000 firmas, para evitar el cierre de la escuela. Y es que la concesión de la gestión de la guardería de Allendeduro finaliza el 31 de diciembre y corría el mismo riesgo que la municipal. Si la ley Montoro no permitía al Ayuntamiento licitar de nuevo el servicio, las 53 plazas podrían de desaparecer. En el equipo de Gobierno esperan que la solución encontrada para la escuela municipal pueda servir también para la de Allendeduero. Eso sí, han pedido a Asemar, encargada del servicio, que lo mantenga hasta final de año. Algo que los empresarios parecen ver con buenos ojos. Por su parte, el PSOE de Aranda ha reafirmado su defensa de las dos guarderías como servicios públicos. Los socialistas han exigido a la alcaldesa que encuentre una solución y a Asemar que hagan un esfuerzo para prolongar su gestión el curso completo y dar más tiempo así al Consistorio.