Nacen los primeros ejemplares de loris lento en España

Europa Press
-

El centro Faunia recibe el alumbramiento de estos pequeños primates, que han pesado solo 40 gramos pero ya presentan su característica mordedura venenosa. Esta especie animal está clasificada a nivel mundial en el estado Vulnerable y decreciendo

Nacen los primeros ejemplares de loris lento en España - Foto: FAUNIA

Los primeros ejemplares de loris lento de España han nacido este miércoles en el  jardín botánico y parque zoológico de Faunia y han pesado 40 gramos tras cinco meses de gestación, según ha informado el centro.

Los progenitores llegaron a Faunia en 2012 y 2016 en el marco de Programas de Conservación de Especies Amenazadas coordinado por EAZA (Asociación Europea de Zoos y Acuarios).

La gestación del loris lento, también apodado como perezoso, oscila entre los 185-197 días y las crías pesan entre 30 y 60 gramos al nacer. Las hembras alcanzan la madurez sexual entre los 18 y 24 meses y cuando las crías cumplen su primer año, el padre les presiona para abandonar el hogar y retomar su convivencia en pareja.

Este pequeño primate presenta la particularidad de una mordedura venenosa, producida por una glándula del brazo, que se activa cuando lame con su propia saliva. Curiosamente, la madre se chupa las glándulas braquiales cercanas al codo y acicala a su cría con los dientes, depositando así la toxina en la piel del pequeño.

Las mayores amenazas a las que se enfrenta este mamífero del sudeste asiático es la deforestación de su hábitat y el comercio ilegal como mascota. En Japón son especialmente populares entre las mujeres por su aspecto dócil, silencioso e indefenso pero la falta de cuidados adaptados a esta especie de hábitos nocturnos suele acabar con su muerte o desnutrición.

Los veterinarios de Faunia han insistido en que la búsqueda de popularidad en las redes sociales con vídeos virales que muestran haciéndole cosquillas a un loris debajo del brazo precisamente representan un grave daño para el animal que adopta, en pie, esta posición defensiva.

"Los cuidados de estos diminutos primates no solo requieren un descanso diferente al de los humanos sino también unos servicios veterinarios especializados, una iluminación y temperatura adecuados además de una dieta muy específica", han expuesto.

Esta especie está clasificada en estado Vulnerable y decreciendo, según la lista de Especies Amenazadas de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza. Desde 2007, el comercio internacional de loris perezosos está prohibido bajo el Apéndice I de CITES (Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre).