Aplausos y un vermut virtual

B.G.R.
-

Los hosteleros lanzan una plataforma de ocio con el fin de recaudar dinero para la adquisición de material sanitario

Fueron los primeros en cerrar y serán los primeros en abrir de manera virtual y simbólica, como no puede ser de otra forma, y con un fin solidario. La Federación de Hostelería podrá en marcha en breve El vermú de las ocho, una iniciativa con la que quiere aportar su granito de arena en esta crisis y recaudar dinero para ayudar a adquirir material para el personal sanitario. Por el momento, hay ocho establecimientos y siete proveedores del sector que se han sumado a la campaña, aunque se espera que la participación aumente a medida que se conozca.

Como si de una gran bar en la red se tratara, cada uno de los locales adheridos lanza su propuesta de consumición, ya sean unas gambas con un vino, una cerveza especial o un café capuchino, con el coste de la misma. Si el cliente la acepta, pudiendo emularla en su casa, realiza la donación y a cambio recibe una lista de canciones que se escuchan habitualmente en esos establecimientos, pequeños trucos de cocina o cómo realizar un buen cóctel. Cada empresario aportará sus ideas para acercar su oferta al púbico que está en casa.

"Nuestros negocios están cerrados, no podemos hacer nada, pues al menos que la ayuda para los sanitarios no se quede solo en el aplauso de la ocho de la tarde", explica Miriam Huertos, del Bosque Encantado e impulsora de esta iniciativa y de la Asociación Burgos Sale, que conoce de cerca al personal de este sector. "No podría haberse realizado sin la ayuda de la Federación de Hostelería", precisa.

Aplausos y un vermut virtualAplausos y un vermut virtual

Para buscar su denominación se echó mano de ese vermú tan arraigado, que ahora se realiza de manera virtual entre amigos, añadiendo el horario vespertino de ese homenaje diario que se hace desde las ventanas. Los bares interesados tienen que realizar una aportación de 30 euros para cubrir los gastos del soporte digital, si bien todo aquello que sobre se enviará directamente a ese fondo solidario que irá para cubrir las necesidades de este colectivo y de otros que pudieran necesitar material tanto en la capital como en la provincia.

El vermú de las ocho contempla  también acciones que van más allá de las donaciones. Fuentes de la patronal del sector aseguran que se tratará de ofrecer actividades culturales gratuitas para todo el público. Para ello se han puesto en contacto con distintos profesionales con el fin de poder programar conferencias, relatos o conciertos en directo a través de plataformas digitales. El músico Diego Galaz ha sido el primero en sumarse a la idea. También se trabaja en otras  como la creación de un foro o la puesta en marcha de un chat en vivo en el que se permita la interacción entre los clientes virtuales.

El sector sigue ahí, a pesar de las circunstancias, y levanta sus persianas a través de la red mostrando su lado más solidario. Huertos añade que la iniciativa nace con la intención de que continúe en el tiempo, una vez que ya puedan abrir sus puertas, convertida en una plataforma en la que se unifiquen eventos y las "posibilidades de ocio que ofrece la hostelería". Por el momento, se han unido a esta acción El Bosque Encantado, Vermutería Victoria, Café Charlotte, La Burgoneta, Sidrería El Gauje, Maricastaña, Vara Café y Cervecería Flandes.