scorecardresearch

La OTAN apela al consenso para avanzar en las adhesiones

Europa Press
-

El secretario general confía en que Finlandia y Suecia puedan entrar en la organización militar, salvando las reticencias de Turquía que amenaza con un bloqueo

La OTAN apela al consenso para avanzar en las adhesiones

La OTAN ha apelado este domingo al consenso y a la "impecable unidad" durante la guerra en Ucrania para avanzar también en la adhesión de Finlandia y Suecia a la organización militar, salvando las reticencias de Turquía que amenaza con un bloqueo alegando que ambos países escandinavos han acogido a "terroristas" en el pasado.

Después de la cena informal en Berlín este sábado, en la que los ministros de Exteriores aliados se reunieron con sus homólogos de Finlandia y Suecia y pudieron intercambiar opiniones sobre la adhesión de ambos países nórdicos, el secretario general adjunto de la OTAN, Mircea Geoana, ha asegurado que la conversación fue "franca" y abordaron las preocupaciones turcas.

"Estoy seguro de que si los dos países deciden en los próximos días solicitar su entrada en la OTAN, seremos capaces de darles la bienvenida y encontrar todas las condiciones para tener consenso", ha indicado Geoana, en declaraciones antes de la cumbre que preside en sustitución del secretario general, Jens Stoltenberg, convaleciente por coronavirus.

En este sentido, el político rumano no ha querido entrar a valorar las reticencias expresadas por el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y se ha limitado a comentar que espera que los aliados afronten este escenario de forma "constructiva" y "positiva". "Finlandia y Suecia ya son los socios más cercanos a la OTAN, trabajamos con ellos de muchas maneras y son democracias vibrantes", ha subrayado.

De igual modo, ha apelado a la "unidad impecable" de los aliados y a la coordinación con organizaciones como la UE y el G7 en la respuesta a la guerra en Ucrania para avanzar en el debate, recalcando que la OTAN es la "plataforma para las conversaciones de seguridad".

Erdogan se pronunció esta semana en contra de la entrada de Suecia y Finlandia en la OTAN afirmando que Escandinavia es "una casa de invitados para el terrorismo" y recordó el "error" que, a su juicio, supuso el hecho de que su país permitiera la entrada de Grecia en la Alianza Atlántica.