Las joyas del vino

B.G.R.
-

La semana que viene abre sus puertas en Citur (oficina de turismo) el 'Wine Design Space', un centro dedicado al diseño que rodea el mundo de la enología. Copas, sacacorchos, decantadores y botellas con una historia que contar

Las joyas del vino - Foto: Jesús J. Matías

En principio iba a ser un centro de interpretación del vino, o al menos así aparecía recogido en el proyecto que se conoció en marzo del año pasado. Sin embargo, la idea inicial ha cambiado y se ha convertido en un concepto más sofisticado con nombre incluso en inglés: Wine Design Space, un espacio dedicado al diseño que rodea el mundo de la enología. Lo que no ha cambiado es su ubicación, en la primera planta del centro de recepción de turistas (Citur) de la calle Nuño Rasura, así como la implicación de las dos denominaciones de origen que hay en la provincia.
La dotación abrirá sus puertas el miércoles o jueves, coincidiendo con la Semana Santa, si bien en un primer momento se avanzó que se pondría en funcionamiento en octubre. El cambio de filosofía explica el retraso al intentar encontrar un recurso del que carecieran otras ciudades para que pudiera llegar a convertirse en referente. «Queríamos buscar un ámbito del vino vinculado a la gastronomía y al título de Ciudad Creativa de la Unesco que mostrara algo que no fuera habitual», manifiesta la concejala de Turismo, Carolina Blasco.
Ese novedosos aspecto tiene que ver con el consumo de esta bebida. Así, se muestran vajillas, botellas especiales, sacacorchos, decantadores, etiquetas... A modo de ejemplo, se exhibe la copa de vidrio soplado Regina, diseñada para la familia real danesa como regalo de aniversario de sus bodas de plata en 1992; las etiquetas de la colección 7 Pecados, premiadas internacionalmente por su grafismo y mensaje; un prototipo de botella con ‘pinchos’ dedicada al Marqués de Sade, o un apartado vinculado a personajes muy conocidos relacionados con la vitivinicultura, tales como Andrés Iniesta, Juan Echanove, Brad Pitt o los directores de cine Francis Ford Coppola y José Luis Cuerda, según la información facilitada por este área municipal.
Los contenidos del centro se reparten a lo largo de 140 metros en los que se combinan vitrinas y paneles explicativos. Para su adecuación, Blasco explica que se han sacado cuatro contratos menores por un valor conjunto de 30.000 euros, de los cuales 6.000 han ido para la memoria y el diseño; 9.000 para el montaje y la instalación;8.000 para el suministro de contenidos, y 6.000 para la realización de un vídeo en la Catedral en el que se han utilizado varios drones y que se proyectará en la nueva dotación.
Y es que, la idea de Turismo es vincular el espacio expositivo con el centro de interpretación de las vidrieras que está en la planta menos uno de Citur (que abrirá también la semana que viene) y vincularlo a su vez al VIII Centenario de la Catedral. Para ello, se ha confeccionado el citado vídeo, que «une los colores del vino con los de las vidrieras», al tiempo que se quiere lanzar un ‘vino de las vidrieras’. El primer boceto estará expuesto en una de las vitrinas con la particularidad de contar con una etiqueta diseñada por artistas locales. Este proyecto está abierto a bodegas interesadas y se plantea que pueda ser un caldo dulce tardío.
El Wine Design Space se completa con un guiño a las denominaciones de origen Ribera del Duero y Arlanza al explicar la oferta de enoturismo de la provincia, además de con la convocatoria del primer Premio Internacional de Diseño y Vino en la que habrá distintas categorías. Blasco asegura que los contenidos se renovarán cada cierto tiempo y no descarta ampliar el espacio a la primera planta, que está disponible, si la aceptación de los visitantes resulta positiva.