Los guiños florales a la Seo no temen la lluvia ni el viento

I.L.H.
-

Arranca la primera de las ediciones vinculadas al VIII Centenario con catorce monumentos aromáticos que miran hacia la Catedral. Agujas, arcos ojivales, vidrieras y rosetones con forma de flor se enfrentan a un fin de semana desapacible.

Los guiños florales a la Seo no temen la lluvia ni el viento

Agujas hechas de bambú que dirigen su sombra a la fuente de La Flora, cilindros de lirios y sarmiento que recorren las escaleras del Sarmental hasta llegar al rosetón de la portada, geranios, flores aromáticas, petunias... La ciudad se ha llenado de los colores de la primavera para celebrar la Fiesta de las Flores con catorce monumentos que miran al más emblemático de la ciudad: la Catedral.

Pese a la amenaza de lluvia (el agua es bueno para las plantas) y viento (que eso sí incordia), el fin de semana se presenta vistoso y florido para pasearse por el centro. Precisamente una de las novedades de esta edición es que se puede hacer un recorrido por los monumentos desde el Mirador del Castillo (patrocinado por la Fundación VIII Centenario), bajando por las escaleras de Valentín Palencia (junto al CAB), Fernán González, Castilfalé, la Catedral, la plaza Huerto del Rey, Capitanía, Avellanos y los jardines de la calle San Lorenzo en los que participan varios colegios de la ciudad.

Los adornos representan arcos ojivales, vidrieras, rosetones, agujas... o simplemente buscan la mejor perspectiva con la que llenar de flores la mirada a la Catedral.

Los guiños florales a la Seo no temen la lluvia ni el vientoLos guiños florales a la Seo no temen la lluvia ni el viento