Villatoro se queja porque tiene que votar en la Politécnica

C.M.
-

Antes lo hacía en el centro cultural del barrio, pero se alega este cambio porque tiene escaleras. La asociación vecinal presenta un escrito ante la Junta Electoral

Villatoro se queja porque tiene que votar en la Politécnica - Foto: Ángel Ayala

Los vecinos de Villatoro se han encontrado con una sorpresa al recibir estos días en sus casas las tarjetas censales en las que fija el colegio y la mesa en la que tienen que votar en las próximas elecciones generales que se celebran el 28 de abril. No estará ubicada como siempre en la segunda planta del centro municipal del barrio sino en la Escuela Politécnica de la avenida de Cantabria, 53.
Este hecho ha causado un profundo malestar entre el vecindario. Al parecer, las razones de ese cambio obedecen a que el centro municipal no está adaptado para personas con algunas discapacidad motórica y no posee ascensor, siendo necesario subir 16 escaleras. De modo, que las urnas de este distrito 5, sección 042, mesa U se han ubicado en la Politécnica, lo que obliga a los votantes de esta barrio a desplazarse tres kilómetros para ejercer su derecho al voto.
 La organización vecinal ha optado por presentar un escrito ante la Junta Electoral Local en el que piden se mantenga el tradicional emplazamiento de cara a las elecciones municipales del 26 mayo si no es posible hacerlo para las que se celebran este mes.
El presidente de la asociación vecinal y representante del barrio en la Junta del Distrito Periférico, Sergio Simón Portillo, recuerda que en las anteriores convocatorias electorales cuando algún votante con dificultades de movilidad no podía acceder a la urna el presidente y los vocales la bajaban a la planta baja. «No entendemos cómo ahora se envía a estas personas con movilidad reducida, especialmente ancianos, a tres kilómetros para votar. No disponen de vehículo privado y dependen del transporte público que cubre la ruta entre el barrio y la plaza de España, de modo que la parada para ir a la Politécnica les dejaría a 700 metros de la sede de la votación», subrayó.
Se da la circunstancia de que los viajes en domingo de esta línea y la primera salida desde Villatoro es a las 11.45 horas y también se reducen las de regreso al barrio.
A la asociación vecinal han llegado un sinfín de quejas, especialmente de las personas mayores, pero también de los más jóvenes que reconocen los inconvenientes de tener que desplazarse.
Carlos Lucio tienen más de 70 años y no entiende el cambio. Como solución recuerda que en la planta baja del centro cultural está consultorio médico, que ese día podría utilizarse para depositar las urnas y evitar tener que subir la escalera. «No entendemos que nos hagan esto. Hay personas que no pueden coger el autobús», indicó.
En el mismo sentido, se manifiesta Mari Fe Pineda. «Es una vergüenza, en otras elecciones han bajado la urna a la planta baja. La mitad del barrio somos personas mayores y no vamos a ir a votar. No tenemos a nadie que nos lleve».
José Manuel Aldecoa es más joven y dispone de vehículo particular para desplazase pero considera que no es operativo. «Sabemos que el local no está adaptado y se puede bajar la urna abajo o usar el consultorio médico. Hay soluciones pero desde luego para las personas mayores va a ser una dificultad».
En este sentido, considera que la decisión se ha tomado como una medida de ahorro.