Borratajos de riesgo

DB
-
Pintada aparecida en la fachada del edificio Campo, encima del tejado del inmueble contiguo. - Foto: Patricia

La fachada del edificio Campo que mira a la plaza Santo Domingo lucía ayer esta pintada

Desde hace unos años se ha puesto de moda entre los malos grafiteros, no los artistas sino los vándalos, competir por ver quién firma más alto. Uno de los casos más aberrantes fue el de la iglesia del Carmen, hace exactamente dos años. Desde entonces, se han sucedido en diversas edificaciones, la última, la fachada del edificio Campo que mira a la plaza Santo Domingo.