A la vanguardia de las pymes

I.M.L.
-

Los responsables de Artepref y Norteña, recientemente destacadas por Cepyme, analizan el sector de la construcción industrial y la incertidumbre global. Ambos consideran Aranda el lugar ideal para su actividad, "el centro del norte"

Jorge Bermejo, CEO de Norteña, e Iñaki de la Calle, directo general de Artepref. - Foto: DB

El tejido industrial de la capital ribereña está de enhorabuena. En el balance anual que realiza la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme), dos de las firmas que lo componen han obtenido reconocimientos. Por un lado, Artepref, del Grupo Gerardo de la Calle, ha entrado por tercer año consecutivo entre las 500 pymes españolas que más han crecido en 2019, llegando a los 200 empleados, cuando en 2012 acabaron con menos de 50 trabajadores, y ha multiplicado por 3,5 su facturación. Por otro, la empresa Norteña, que ha multiplicado por cinco su facturación desde 2010 alcanzando el millón de euros este año, lograba el premio a la Mejor Transformación Digital a nivel nacional. Nos hemos sentado con los responsables de estas dos firmas para analizar el panorama económico y empresarial actual y futuro desde el punto de vista de la capital ribereña.

En lo concreto, tanto Iñaki de la Calle, director general de Artepref, como Jorge Bermejo, CEO de Norteña, consideran que Aranda de Duero es el lugar ideal para el desarrollo de su labor empresarial. No en vano, la ciudad es el tercer foco industrial de Castilla y León. "Aranda, para nuestra empresa, está muy bien situada, porque es el centro del norte. Tenemos un radio de cobertura importante, nuestros mercados principales son Madrid, País Vasco y, por supuesto, Castilla y León. Estar en Aranda es la mejor ubicación, teniendo en cuanta que el norte está más industrializado que el sur", reconoce De la Calle. Estando de acuerdo con esta apreciación, Bermejo y su empresa cuentan con un radio de trabajo de unos 250 kilómetros y, además, apunta que ser una empresa arandina también tiene es un plus en el mercado. "Los de Aranda estamos muy bien vistos, al no ser de una ciudad grande, se quedan con que eres de aquí y nos tienen como empresas serias", explica.

Otro de los parámetros que distinguen a nivel nacional a estas dos empresas, cada una en su nivel de facturación y plantilla, es la innovación con la que mejoran sus productos y servicios. Una característica que, en su sector, no es muy habitual. "La innovación, el sacar productos nuevos, distintos a los demás, como formas de vigas distintas o acabados de cerramientos diferentes, en el mercado nos ha dado una tarjeta de visita muy importante, porque Artepref nos permite vender más caro, pero también nos cuesta más producir, eso nos coloca en un mercado distinto", comenta De la Calle, al que algunas veces le han llegado a decir "que no hace falta que sea tan bueno el producto, pero también nuestro producto es algo más caro que la competencia, el que valora eso lo quiere, lo paga y ya está".

En Norteña, la innovación es una de sus señas de identidad también. "El sector auxiliar de la construcción es un poco chapado a la antigua. La innovación se está empezando a valorar a este nivel, porque solo con aplicaciones y software no se sostiene un país", analiza Bermejo, que recuerda que el hecho de introducir mejoras tecnológicas en sus servicios les posibilita estar a otro nivel en el mercado. "Nos dirigimos a un sector de calidad medio-alto, nuestros precios son más altos pero el que valora el nivel añadido, de garantías y todas estas cosas, al final a nosotros nos da muchas referencias. No entramos en la guerra del mínimo precio, y nos diferenciamos aportando valor añadido y calidad", especifica. 

Mirando más allá del día a día, ante el runrún de una nueva crisis, los dos consideran que es más el ruido mediático que las nueces de la realidad. "Con tanto exceso de información que tenemos, la estabilización no va a existir. Habrá épocas en las que todos arriesguemos más y otras, como ahora, en las que todos decimos que vamos a entrar en crisis y entraremos simplemente por el hecho de que todo el mundo lo está diciendo. Estamos sobreinformados y nos asusta el estornudo de un chino", analiza De la Calle, refrendado por Bermejo. "El problema es que los titulares erróneos afectan. Todavía no hemos notado el bajón, pero hace un mes nos han anulado una operación con una empresa hotelera importante, por la incertidumbre", confiesa el CEO de Norteña.