La oposición critica la parálisis del Ayuntamiento de Aranda

I.M.L.
-

El paso del papel a digital estanca el día a día del Consistorio. Los concejales llevan tres semanas sin comisiones y no se ha podido convocar el pleno del mes de noviembre.

La oposición critica la parálisis del Ayuntamiento de Aranda - Foto: M.A. Valdivielso

No está bien ni el cómo ni el cuándo. La oposición municipal en el Ayuntamiento de Aranda coincide en que la implantación de la administración electrónica municipal está cargada de errores que se traducen en la paralización de la actividad de la institución arandina. Entre la formación a los trabajadores y la puesta a punto de los equipos informáticos, el Consistorio lleva parado tres semanas y aún no hay fecha para la vuelta a la actividad plena. No se han convocado comisiones informativas, no se ha celebrado tampoco el pleno correspondiente a noviembre y aún se espera que esta situación dure una o dos semanas más.

"Entre el 12 y el 16 de diciembre nos dicen que se podría volver a tener comisiones y plenos", lamenta Mar Alcalde, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento arandino, que recuerda que por ser una ciudad mayor de 20.000 habitantes la ley obliga a realizar un pleno al mes. "La idea que tienen es tener dos en diciembre", reconoce que les han trasladado desde los servicios jurídicos municipales. Una solución que no convence, ya que las fechas avanzan y los plazos corren. "Tenemos temas importantes que no admiten demora, como el convenio de bomberos, que acaba el 31 de diciembre, los presupuestos de 2020, la ejecución de remanentes, que en algunos proyectos no se va a llegar, como el concurso de ideas de los Jardines de don Diego", enumeraba Alcalde. "No es el proceso adecuado ni el momento oportuno", concluye la portavoz socialista.

Esa preocupación también la trasladan desde las filas de Podemos en el Ayuntamiento de la capital ribereña. El portavoz de la formación morada, Andrés Gonzalo, denuncia que la actividad de la vida política municipal "va a estar paralizada más o menos un mes porque la administración electrónica no está habilitada, y nos sorprende estar todo este tiempo sin plenos ni comisiones".

A esta postura también se suma el edil de IU, Jonathan Gete, que lo califica de "error garrafal y fuera de lugar". "Lo que hay que hacer para la implantación de la administración electrónica es que las dos fórmulas convivan durante un tiempo, hacer una transición, lo que no puede ser es de la noche a la mañana implantar la administración electrónica y paralizar el ayuntamiento de esta manera", critica, mirando el calendario hasta final de 2019. "Tenemos el presupuesto pendiente, aún no podemos presentar documentos digitales los grupos, ni plenos ni comisiones..., no vamos a poder salir del Ayuntamiento en un mes", lamenta. 

Más conformista se muestra el portavoz municipal de Vox, Vicente Holgueras. "Es lo que hay, qué le vamos a hacer, es un momento en el que tenemos que apechugar con ello porque es obligatorio para 2020", reconoce, y apunta que "es un mal momento pero había que hacerlo sí o sí, es una de estas cosas para las que nunca es buen momento".