scorecardresearch

Prevén traer a Burgos miles de toneladas de basura de Guipúzcoa

Á. M. / Burgos
-

Bildu ha obligado allí donde gobierna a 'reciclar' los rechazos orgánicos pero no cuenta con capacidad suficiente de tratamiento

Imagen de la ‘playa de recogida’ de la planta de reciclaje de Cortes. - Foto: Alberto Rodrigo

Comencemos por las palabras de Denis Itxaso, secretario de Medio Ambiente del Partido Socialista de Euskadi. No es habitual, pero viene muy a cuento. «La precipitación de Bildu está provocando que se recoja más basura orgánica de la que se puede gestionar». Y ahora la historia resumida. La coalición ha impuesto a los ciudadanos de las localidades que gobierna la obligatoriedad de reciclar su basura orgánica, pero lo ha hecho sin constatar antes que cuenta con capacidad suficiente para su posterior tratamiento.

Así que, según la noticia publicada ayer por El Correo de Bilbao, la consecuencia es que Guipúzcua recoge más residuos orgánicos de los que la planta de Azpeitia puede convertir en compost y metano para producir energía.

Ante esa realidad, el Consorcio de Residuos de la provincia vasca convocó un concurso para ofrecer a empresas 200.000 euros a cambio de retirar 7.000 toneladas de estos residuos para llevarlos a plantas especializadas. Y es aquí donde llegamos a Burgos. Siempre según la información de la cabecera vasca, la adjudicación ha recaído en Cespa, que se llevará la basura a las plantas que explota «en Burgos, Soria y Segovia». En el caso de Burgos, la instalación se encuentra en el Ecoparque de Cortes (la ya mítica planta de biometanización). A cambio, Cespa recibirá 29,6 euros por cada tonelada retirada para este primer tramo, que se verá incrementado en meses posteriores puesto que Guipúzcua podría no contar con plantas suficientes para hacer frente a esta política hasta los próximos años. El Ayuntamiento de Burgos, propietario de la planta del Ecoparque, todavía no tenía conocimiento de estos hechos en la tarde de ayer.