Apenas seis de cada diez autónomos ha retomado su actividad

L.M.
-

Según ATA, el 55,9% de los profesionales ha vuelto a su puesto de trabajo.La agricultura tira al alza mientras que los servicios aún siguen congelados

El cartel de cerrado se mantiene en algunos negocios de la capital burgalesa. - Foto: Luis López Araico

Aunque desde este lunes los negocios ya pueden abrir al público sin necesidad de cita previa, aunque respetando con escrupulosidad las normas (distancias de seguridad, atención individualizada, geles desinfectantes o uso obligatorio de mascarilla), solo seis de cada diez empleados burgaleses por cuenta propia siguen sin volver a abrir la persiana de su negocio.Así lo confirman desde la Asociación de Trabajadores Autónomos de Castilla y León, que cifran en el 55,9% los profesionales que han retomado su actividad hasta la fecha tras el parón por la COVID-19 y el estado de alarma. «Al estar en fase 1 no se permite pasear a cualquier hora, lo que está repercutiendo mucho en la afluencia de clientes a las tiendas.Es un choque de intereses», apunta DomicianoCuriel, presidente de ATACastilla yLeón, que espera que con el avance del desconfinamiento la situación pueda normalizarse algo más.
Por sectores, los autónomos dentro de la agricultura son los que mejor respuesta han tenido al regreso al tajo. SegúnCuriel, nueve de cada diez trabajos relacionados con el campo se han vuelto a ocupar, debido principalmente a la llegada de la recogida de frutas o la preparación de las huertas o el campo.Le sigue la industria, con el 82,3%, el transporte (78,3%), las actividades sanitarias (76,6%), las actividades financieras y seguros (76,5%), la construcción (72,2%), las actividades profesionales (70,7%) y la información y comunicación (70,1%). 
El porcentaje burgalés está sacado de una encuesta a nivel regional, aunque el presidente de ATAen la comunidad afirma que es «perfectamente extrapolable» al caso de la provincia. No obstante, la proporción, el 55,9%, es una de las más bajas a nivel nacional, cuya media se sitúa en el 59,9%. «Está prevaleciendo mucho la cuestión sanitaria sobre encima de todas las cosas, y evidentemente es lo primero, pero la economía debe ir también de la mano de la salud porque si no vamos a morir de inanición y el problema a futuro puede ser tremendo», apunta Curiel.

COLABORACIÓN REGIONAL. La Asociación de Trabajadores Autónomos de ha estado reuniéndose durante las últimas semanas con representantes de la Junta para ver cómo pueden coordinar la desescalada y conocer de primera mano las intenciones del Ejecutivo.Según explica Curiel, desde la Junta se les ha requerido para que desde su entidad colaboren para transmitir tranquilidad y las recomendaciones sanitarias. «Pretenden tener una región muy segura para intentar captar luego más turismo que el resto, y es ahí donde nos han pedido que echemos una mano», indica. A ese requerimiento, desde ATACastilla y León han trasladado que su colectivo ya cuenta con las medidas de higiene y seguridad que se han aconsejado -guantes, mascarillas, geles de desinfección, distancia marcada en el suelo o protocolos de atención individualizados-.