Villarcayo acabará este año la adecuación del colegio

A.C.
-

El Consistorio lleva realizando inversiones desde 2015 para reparar la zona antigua del edificio que la Consejería de Educación dio por válida en 2009

Villarcayo acabará este año la adecuación del colegio

La Consejería de Educación invirtió 3 millones de euros en la construcción del nuevo colegio Princesa de España que 395 escolares estrenaron en febrero de 2009. Sin embargo, el Ayuntamiento de Villarcayo ha tenido que invertir desde entonces casi 250.000 euros y este año volverá a dedicar otra partida de 55.210 euros para concluir con las obras de modernización de la parte más antigua del edificio de la antigua residencia Las Merindades, que Educación dio por válida. Así, el Consistorio terminará gastando 304.000 euros.
Educación apostó por construir un nuevo anexo a la antigua residencia, donde se ubican las seis aulas de Educación Infantil, el gimnasio o el comedor entre otras estancias. Pero decidió aprovechar la zona antigua, con materiales de hace más de 50 años, para ubicar las aulas de Primaria y la zona de profesores. Dejó ventanas correderas por las que entraba el aire, los viejos e insuficientes radiadores y mantuvo la cubierta. Todo ello se ha ido renovando desde 2015 en que el entonces alcalde, Miguel de Lucio, y el gobierno de Ciudadanos e Iniciativa Merindades comenzaron a renovar las ventanas y a aislar adecuadamente las clases, donde durante años imperó el frío. En 2016 llegó la reparación del tejado del teatro y, sobre el papel salón de actos del centro, en el que las goteras habían causado desprendimientos del falso techo.
 Una de las principales inversiones se ejecutó el pasado verano, cuando el Consistorio gastó 130.438 euros, de los que 22.500 aportó la Diputación Provincial. Las obras se gestaron durante el gobierno de Iniciativa Merindades y el PP y sirvieron para renovar la mayor parte del antiguo tejado de pizarra, lleno de goteras y deficiencias. Pero aún queda una parte de la cubierta sin renovar y esa será la obra que llegará este año. El equipo de gobierno ha decidido cofinanciarla con los Planes Provinciales de Cooperación que cada año otorga la Diputación para obras de interés general y que subvencionan el 80% del coste de las infraestructuras.
Actuar en el tejado del colegio Princesa de España y zanjar sus problemas urge por varios motivos, como indica la memoria del arquitecto municipal. En ella señala que las deficiencias "afectan a la seguridad estructural del inmueble, al poder afectar al armado de zonas puntuales del forjado de hormigón armado". A ello añade que está en juego "la seguridad del inmueble, al poder afectar a piezas deterioradas que pueden desprenderse y afectar a los ocupantes del colegio", así como "la estanqueidad del inmueble, al haber aparecido varias zonas con filtraciones de agua, y a la conservación y el mantenimiento de confortabilidad e higiene, al existir humedades".