Casado reconoce que ve lejos la desescalada en la Comunidad

SPC
-

La consejera de Sanidad hace un llamamiento a la responsabilidad y pide no relajar las medidas ante el temor a un posible repunte de contagiados

Un grupo de personas aguarda su momento para entrar a un supermercado para realizar la compra en León - Foto: Ical

Castilla y León ya ha alcanzado su pico de contagios por coronavirus, pero cualquier tipo de desescalada todavía no se contempla en la Comunidad. Así lo aseguró ayer la consejera de Sanidad de la Junta, Verónica Casado,  que insistió en que Castilla y León todavía está lejos de poder poner en marcha «cualquier tipo de desescalada», a la vez que hizo un llamamiento a la responsabilidad y al mantenimiento de la cuarentena social ante el temor existente a repuntes de contagios. «El pico de la epidemia ya ha pasado, pero no podemos relajarnos», advirtió.
Casado, que ayer compareció en rueda de prensa junto al consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, para informar de la evolución del Covid-19, insistió en que la desescalada se deberá plantear teniendo en cuenta la situación epidemiológica y al margen «colores políticos», dado que la situación de comunidades como Castilla y León, Madrid, País Vasco, Cataluña y Castilla-La Mancha es mucho más preocupante que en otras regiones, por lo que planteó que la vuelta a la normalidad se haga por zonas.
A su vez, la consejera indicó que las medidas se tendrán que consensuar en el comité de expertos creado desde el Consejo Interterritorial de Salud, órgano que todavía no se ha reunido, y puntualizó que mantiene su propuesta de crear a nivel nacional un carné de inmunidad, similar a la cartilla de vacunación, informa Ical.
La titular sanitaria insistió en que hay nuevos casos de coronavirus, tanto en domicilios como en hospitales, por lo que reiteró la importancia de no «relajar» medidas de prevención pese a una sensación de «contención» en los contagios. «Seguimos teniendo casos en domicilios, en hospitales, en UCI, no tenemos que relajarnos, es importantísimo seguir cuarentena social, Castilla y León no está en desescalada», dijo, al tiempo que reconoció que tras un mes de confinamiento se ha registrado una mejora de los datos pero no se está en «casos 0» y en donde «la pandemia sea un mal recuerdo».
La consejera detalló que la incorporación de nuevos casos obedece a la realización de test masivos, tras lo que señaló que la ocupación media de camas de hospitales es del 54 por ciento y del 68 por ciento en UCIs extendidas. «Estamos peinando, haciendo test a todos en las residencias que tengan algún caso», aseguró.
Durante su intervención, Casado informó de que se ha constatado que muchas menos personas con otras patologías que no estén relacionadas con el Covid-19 acuden a las urgencias hospitalarias y mostró su preocupación por aquellos casos «tiempodependientes» como infartos o ictus. Así, insistió en la importancia de consultar en caso de duda al 112, al hospital o al centro de salud.
Por último, explicó que los laboratorios de las universidades de la Comunidad están colaborando con los servicios de microbiología de los hospitales, a la vez que aplaudió la decisión del Gobierno de permitir a las comunidades de intervenir laboratorios privados.