Una burgalesa, en el corazón del cine español

Angélica González
-
Una burgalesa, en el corazón del cine español - Foto: Luis López Araico

La burgalesa Araceli Pérez-Rastrilla forma parte desde 2017 del equipo de Pokeepsie Films, la productora de Álex de la Iglesia que está detrás de las grandes películas del director vasco y de algunas de las piezas más atrevidas y rompedoras del cine

Apenas faltan unas pocas semanas para que empiece el rodaje de 30 Monedas, la serie de terror de Álex de la Iglesia producida por Pokeepsie Films para HBOEurope, que va a dar al trabajo del cineasta vasco un impresionante altavoz mundial con uno de los productos más caros -si no el más- que se han hecho en España hasta la fecha y «de terror puro y duro y sin concesiones», como lo ha definido el propio autor. Lo poco que se sabe es que va a contar la historia de un cura exorcista, boxeador y exconvicto, el padre Vergara, al que relacionan con unos fenómenos paranormales que se producen en el pueblo en cuya parroquia está exiliado. Aún no ha trascendido el elenco ni otros detalles que guarda como oro en paño, bajo siete llaves y con una sonrisa de oreja a oreja la burgalesa Araceli Pérez-Rastrilla, coordinadora de producción de Pokeepsie Films desde 2017.  
«Es la primera vez que hacemos una serie para una plataforma, aunque nuestras películas se pueden ver en Netflix y Movistar, y para nosotros es algo muy grande. Álex es historia del cine español y es el primero que hace una serie así para todo el mundo, es algo muy importante y que nos pone en una situación muy global», explica esta joven que aún no ha cumplido treinta años y ya lleva dos como parte de la pequeña plantilla -«es muy familiar»- de la productora del director de El día de la bestia. Su labor es, probablemente, la menos glamurosa de la industria del cine pero sin ella no habría alfombra roja ni flashes ni fiestas: «Coordino todos los proyectos que quiere levantar Pokeepsie desde el inicio, es decir, desde que nos llega un guion que nos parece interesante o le echamos el ojo a un libro o encontramos a un autor que nos llama la atención y empezamos a pensar en cómo se va a financiar. Mi labor está más cerca de la producción ejecutiva y ahí voy de la mano con Carolina (Bang, la socia y mujer de Álex De la Iglesia) estructurando cómo tiene que ser el proyecto, cómo se va a financiar y coordinando toda la base sobre la que se va a sustentar la película o la serie».
Es decir, Pérez-Rastrilla es la encargada de buscar financiación pública y privada hasta debajo de las piedras, una labor con una gran carga burocrática a la que califica de «muy dura»,  incluso para quien va con el sello De la Iglesia: «El hecho de que esté Álex muchas veces no te asegura nada, nos han rechazado muchos proyectos, cuesta mucho sacar una película adelante: 30 Monedas, por ejemplo, llevaba años rondando. Además, todo lo que producimos es arriesgado pero, gracias a Dios, hay gente que pone su dinero. Es una apuesta del sello, de la autoría que tiene la productora, creemos mucho en ello y vamos a saco. Lógicamente siendo de Pokeepsie es más sencillo acceder a la puerta de un gran jefazo pero también hay que currárselo, si no, estaríamos todo el día produciendo y lo que nos pasa es que todos los día sudamos para que las cosas salgan adelante. ».
Pero salen. Ahora mismo, en la agenda de Araceli además de 30 Monedas, que se estrenará en 2020, está La Piedad, la nueva película de Eduardo Casanova, al que ya produjeron en la estremecedora Pieles, y de la que solo cuenta que es «más madura». También espera otra ‘película de autor’ de un nuevo talento y otros dos proyectos más: «Esto es un no parar, tenemos cosas hasta 2022 y esto dice algo no solo de lo que es esta productora sino del momento que vive lo audiovisual con las plataformas apostando por el formato serie. Aquí nos gusta combinar las series y las películas y estamos entrando con los documentales, de hecho, uno que verá la luz a final de año es sobre feminismo».