'Tele-pastoral' frente al vacío de las iglesias

R.E. Maestro
-

La situación excepcional causada por la pandemia 'obliga' a las parroquias a utilizar las nuevas tecnologías para poder impartir las misas y continuar así llegando a los fieles

‘Tele-pastoral’ frente al vacío de las iglesias - Foto: Christian Castrillo

Imagen insólita la que ofrecían en la mañana dominical las iglesias de la ciudad. La suspensión de eucaristías con motivo del coronavirus generaba que fueran contadas las personas que se acercaban para la oración personal. Una situación que ha provocado que algunas parroquias hayan decidido implantar las nuevas tecnologías, y con la denominada ‘tele-pastoral’ poder llegar a todos los creyentes mientras permanecen en sus hogares.
La iglesia de Nuestra Señora de Fátima permanecía abierta para la oración durante dos horas por la mañana y otra por la tarde, y si alguien deseaba recibir la comunión se podía acercar. La eucaristía ayer se celebró de forma privada, sin las puertas abiertas. El párroco Lucinio Ramos asegura que se ha avisado para que las personas se queden en casa, especialmente a las mayores y de más riesgo, y sigan las misas a través de los diferentes medios de comunicación.
En la Catedral, sin embargo, las misas continúan en la Capilla de Santa Tecla, ya que su amplitud permite mantener una gran distancia entre quienes allí acudan. Aunque lo cierto es que la gente parece concienciada de la difícil situación que se está atravesando y a las de primera hora de la mañana apenas fueron cuatro personas y a la de las 12,00 horas, una docena.
Con este panorama, lo más apropiado resultó apostar por nuevas vías de comunicación, la ‘tele-pastoral’. Así, el párroco Álvaro Tajadura apostó por retransmitir en directo la eucaristía desde la Parroquia Hermano San Rafael a través de Facebook Live. Ni lo tenían previsto ni estaba anunciado, y aún así resultó un éxito al acumular más de medio millar de espectadores. «Si la gente está en casa, es una forma de seguir unidos como parroquia», asegura Tajadura, que cree que seguirá utilizando este método debido a su facilidad mientras dure la cuarentena.
La Iglesia de San Cosme y San Damián retransmite las eucaristías a través de su canal de YouTube desde el miércoles. Quique Ybañez, el párroco, pensó que era la mejor manera de mantener la gran cantidad de actividades que tienen. «Está siendo muy bonito, la gente no esperaba que esto fuese posible y se han dado cuenta de que sí», explica. Y el mensaje que también están intentando enviar a los jóvenes es que ayuden a las personas mayores que desconozcan cómo utilizar estas herramientas.

Además, también ofrece las catequesis de forma online, «con la ventaja de que no solo participan los niños, también las familias enteras». Ybañez reconoce que el objetivo es ofrecer una formación dinámica, y por ello que se ponen pruebas a los pequeños para que a través de los grupos de WhatsApp puedan mandar respuestas, haciendo fotogafías de las actividades que han realizado, buscando un pasaje de la Biblia... Es la primera vez que lo hacían de esta forma y han conseguido que 80 familias se unieran para ver el programa. Una «gran acogida» y que las familias han agradecido que se puedan ‘asomar’ así a sus casas, como asegura Ybañez.
Una iniciativa exitosa, a pesar del gran trabajo que lleva preparar todos los programas y organizar al completo este proyecto. Y prueba de que parece que es una buena medida para esta situación especial, otros tres compañeros, de Regumiel, Canicosa y Roa, ya han preguntado a Ybañez cómo llevar a cabo esta práctica, y en la Sagrada Familia también lo han hecho a través de Twitter. Toca adaptarse a este momento excepcional y la iglesia no se ha quedado atrás.