La Policía manda a los burgaleses a casa y avisa de multas

I.E.
-

Patrullas de la Nacional y la Local peinan la ciudad para advertir a los ciudadanos de que pasear y hacer deporte en la calle está prohibido. En Gamonal hubo que cerrar bares y en las Veguillas parar una barbacoa

La Policía manda a los burgaleses a casa y avisa de multas - Foto: Luis López Araico

GALERÍA

Información, desobediencia y compromiso en el segundo día del '#QuédateEnCasa'

Algunos burgaleses no se tomaron ayer muy en serio el Estado de Alarma decretado por el Gobierno y salieron a la calle para llevar a cabo actividades que no se hallan entre las permitidas en el decreto firmado por el presidente, Pedro Sánchez, como ir en bici, patinar o simplemente pasear. Hacer deporte está prohibido y así se lo hicieron saber a los ciudadanos las patrullas de la Policía Nacional y la Local que peinaron las calles y las zonas verdes de Burgos durante el día de ayer.
Los agentes no dudaron en meter los coches o los furgones por zonas peatonales -como el parque lineal del Vena- para dar el alto a ciclistas y corredores y enviarles a sus casas. Por una parte les advirtieron de que si se lesionaban «en Urgencias no les iban a atender» y, por otra, les avisaron de que pueden llegar las sanciones, aunque la Delegación del Gobierno informaba de que «los incumplimientos de la libertad de circulación responderán a casos de desobediencia y guardarán proporcionalidad al hecho».
Tras la Junta Local de Seguridad celebrada ayer en Burgos capital, el Ayuntamiento lanzó un comunicado en el que indicó que ambos Cuerpos son los encargados de garantizar  las restricciones de movilidad en la ciudad -en los municipios de la provincia es la Guardia Civil- y avisaba de que las infracciones conllevan multas. «En principio las sanciones serán propuestas por casos de desobediencia y resistencia a las recomendaciones que hagan los funcionarios». Ese tipo de conductas están castigadas con sanción económica de entre 601 euros y 30.000, según la Ley de Seguridad Ciudadana. Y ojo, porque la realización de conductas u omisiones que puedan producir un riesgo o daño grave para la salud de la población puede conllevar multas de entre 3.001 euros a 600.000 y la cárcel.  
La Policía Local tuvo que acudir ayer a la Plaza de Roma, en el barrio de Gamonal, para ordenar el cierre de varios bares que estaban sirviendo consumiciones a sus clientes. Asimismo, sus dotaciones se desplazaron hasta las Veguillas para detener una barbacoa. Una de sus patrullas, equipada con un altavoz, se movió a lo largo y ancho de la capital ordenando a los paseantes que abandonaran la vía pública y se dirigieran a sus domicilios.
En la provincia, el delegado de Gobierno, Javier Izquierdo, dio instrucciones para que se permitiera el desplazamiento de varios tractoristas en la zona de Pancorbo, que fueron interceptados por la Guardia Civil cuando se dirigían a sus tierras de labor. El tránsito de estos vehículos ha de ser permitido al tratarse de un desplazamiento al lugar de trabajo.
En Miranda de Ebro la tónica fue similar a la de la capital burgalesa, con agentes de la Policía Nacional y de la Local ordenando a los ciudadanos irse a sus casas. En Aranda de Duero los funcionarios municipales identificaron a más de 15 personas y hubo que precintar el parque General Gutiérrez y el Príncipe de Asturias, los dos más grandes de la ciudad. Los agentes señalaron a este periódico que habían localizado a «dos personas que no habían hecho deporte en su vida» y ayer «les dio por salir a hacerlo». También hallaron bares abiertos y levantaron acta. A partir de hoy las dotaciones -también de la Nacional- patrullarán con megafonía para lanzar mensajes a la población.
Los incumplimientos se produjeron sobre todo por la mañana, hasta las 12 de mediodía. Cuando los burgaleses observaron que furgones y coches policiales no dejaban de pasar con el mismo mensaje fueron recluyéndose en sus casas. Por la tarde -también por la llegada del mal tiempo- las calles se quedaron desiertas.
El Consistorio también informó ayer de que la Policía Nacional y Local actuarán para salvaguardar las distancias mínimas de seguridad a la entrada y salida de los establecimientos cuya apertura está permitida, a fin de garantizar la seguridad de la ciudadanía.
Párking del MEH, libre. Por otra parte, el Ayuntamiento anuncia que desde la mañana de hoy lunes la segunda planta del párking del complejo de la Evolución Humana será de acceso libre entre las 7.30 y las 21 horas para las personas que precisen desplazarse hacia y desde sus centros de trabajo. La medida busca facilitar los trayectos a los burgaleses que deban acudir a sus empresas, siguiendo la indicación de que hay que garantizar que los ciudadanos puedan acceder a sus puestos de trabajo.