Muchos negocios abren desde hoy al disponer ya del interior

H.J.
-

Multitud de bares y restaurantes proceden a la reapertura aprovechando que les estará permitido ocupar el 40%

El propietario del restaurante Jamón Jamón, midiendo las distancias. - Foto: Patricia

José Antonio Gómez Díez no recordaba lo que eran unas vacaciones de más de una semana de duración. Desde que hace 22 años empezó con su padre en el negocio de la hostelería apenas paraba «unos días en agosto», así que este jueves todo se le hacía extraño en el interior de ‘Jamón Jamón’, el local que regenta en Eladio Perlado. Se preparaba para reabrir después de doce semanas.

En el almacén tiene refrescos, cervezas y vinos cuyo consumo se frenó en seco el sábado 14 de marzo. En aquel entonces, relata, «era optimista y pensaba que el cierre iba a ser por quince días. Yo me lo creí». La realidad ha superado aquello con creces, pero ahora afronta con optimismo la vuelta al trabajo.

El suyo es uno de los muchos negocios de hostelería que ha preferido esperar a poder abrir el interior del establecimiento en lugar de confiarlo todo a las terrazas. «Solo tengo cuatro, encima aquí suele pegar el viento y con eso no me merecía la pena», explica. Ahora, aunque con la barra prohibida, se muestra con ganas de volver a empezar y confiado en la gran capacidad de su local para dar de comer y beber hasta 60 personas, respetando las limitaciones de aforo.

«Iremos viendo día a día, valorando si nos va mereciendo la pena», comenta sobre la posibilidad de sacar del ERTE a los trabajadores. En principio necesitará a tres de los 5 o 6 que tenía, simplificará los menús, plastificará las cartas,  dispondrá de geles desinfectantes para los clientes y confiará en ir ganándose la confianza de sus parroquianos.

La desescalada en la hostelería, con su papel de socialización y normalización de la vida, se está convirtiendo para muchos ciudadanos en el verdadero termómetro del fin del confinamiento y, tal y como sucede con el conjunto de la actividad económica, el sector va desperezándose.

Los distribuidores de bebidas calculaban en el arranque de la reapertura de establecimientos, hace ya dos semanas, que únicamente el 10% se había puesto en marcha los primeros días (estimaciones de Burgodist). Transcurridas las jornadas, desde Hermanos Saiz elevaban el dato hasta el 20%. Y de cara a esta semana que viene, con el interior ya disponible aunque con limitaciones, Eduardo Marcos, gerente de Coburdist, habla ya del 70%, la misma cifra que ha apuntado la Federación de Hostelería.

El consumo en terrazas hasta ahora se ha centrado en cervezas y cafés y a partir de ahora, en teoría, llegará también el turno de los refrescos, los vinos y las tapas. Si se cumplen las predicciones, siete de cada diez establecimientos ya habrán recuperado el pulso, pero esto no quiere decir que lo haga al mismo ritmo su caja.

Para eso todavía falta mucho camino por recorrer, si es que algún día a corto plazo recuperan los ingresos que tenían hasta el fin de semana del 14 de marzo.