Kiko Veneno será la estrella del Pollogómez

I.P.
-

El músico presentará su nuevo trabajo, 'Sombrero roto', el día 24 de agosto en la X edición del festival que se celebra en la localidad de Villangómez

Kiko Veneno será la estrella del Pollogómez

Kiko Veneno será la estrella de la Xedición del Pollogómez, que se celebrará los días 23 y 24 de agosto en Villangómez, localidad situada a apenas 20 kilómetros de la capital. El músico, nacido en Figueras pero criado en Andalucía, hará grande este evento que llega a sus diez años de vida, por lo que la Asociación que promueve esta cita musical y cultural ha querido celebrarlo trayendo hasta la localidad a una figura que goza de gran prestigio.  
Llegará con las canciones que componen su último trabajo Sombrero roto, un disco rítmico y alegre en el que los ambientes sonoros tienen hasta cadencia electrónicas. Veneno pone en este trabajo letra y música a una imagen que lleva acompañándole desde los lejanos años de su disco debut con la banda formada junto a su hermano Amador, cuando cantaba aquello de «me quiero asegurar que mi sombrero está bien roto y así los rayos  pueden entrar en mi cabeza». Cuarenta años más tarde, ese sombrero deja traspasar electricidad e ideas en las que Kiko Veneno se reinventa musicalmente. El disco, que ha sido recibido con muy buenas críticas, se ha gestado en diferentes fases durante los 3 últimos años por el propio músico. Primero, en soledad, y después con la ayuda del uruguayo Martín Buscaglia y Santi Bronquio, que aportan al conjunto una capa de vanguardia pop sin terminar nunca de robar la autoría del disco. La huella, que deja este músico con alma sureña, quedará para siempre escrita en la historia del Pollogómez, que se ha ido engrandeciendo y también, como Veneno, reinventándose hasta convertirse en uno de los festivales musicales más interesantes del verano burgalés.  
La obra de Kiko Veneno no puede dejar de estar ahí para entender la música española. Su primer disco, Veneno 1977, y su participación en La leyenda del Tiempo de Camarón, en 1982, suponen un hito que marcó camino en una nueva forma de entender como se puede mezclar el flamenco con otras músicas. Veneno es Premio Nacional de las Bellas Artes y Premio Nacional de las Músicas Modernas.