Villarcayo se postula para acoger un centro concertado de FP

A.C.
-

El alcalde ha hecho gestiones con centros de Burgos y Vizcaya a los que ha planteado el interés municipal por nuevos ciclos y su disposición a ceder el antiguo colegio y otras instalaciones.

Villarcayo se postula para acoger un centro concertado de FP

El interés por implantar en Las Merindades nuevas enseñanzas de Formación Profesional ligadas a las necesidades reales del tejido productivo y la economía de la comarca está en muchos programas electorales cada campaña y se han reivindicado en multitud de ocasiones durante años sin respuesta positiva por parte de la Consejería de Educación. Prácticamente agotada la vía de la enseñanza pública y siguiendo una idea que nació hace unos meses en la recién creada Mesa de la Juventud de Villarcayo, el alcalde, Adrián Serna, se ha decantado por la enseñanza privada para traer a Villarcayo ciclos de formación profesional ligados a la hostelería, el turismo, las industrias cárnicas, la ganadería, la gestión forestal, la atención sociosanitaria o la protección civil. Para ello ha realizado numerosas gestiones con varios centros concertados de Formación Profesional implantados en Burgos y Vizcaya y les ha invitado a abrir un nuevo instituto en Villarcayo.
«Las impresiones que he recibido en todos los casos han  sido muy positivas. He encontrado muy buena voluntad en los centros», asegura Serna, quien afirma que uno vizcaíno, del que prefiere no avanzar más datos, «ve posibilidades reales de instalarse en Villarcayo». La propuesta que Serna ha llevado bajo el brazo han sido diez ciclos, tres de grado medio y siete de grado superior, y un convenio de colaboración por el que el Ayuntamiento cedería las instalaciones aún sin reformar en su interior del antiguo colegio Princesa de España, unos 600 metros cuadrados distribuidos en dos plantas. Asimismo, pondría a disposición de las nuevas enseñanzas el almacén y la cocina equipada para hasta 15 alumnos existente en la planta baja del antiguo colegio, donde el Consistorio imparte ahora cursos de cocina para desempleados con apoyo del Servicio Público de Empleo de Castilla y León.
Otros espacios que podrían ponerse a disposición del nuevo centro de FPserían la sala de despiece de carne municipal ubicada en el polígono, las instalaciones del complejo polideportivo o incluso el antiguo hospital o liceo, si el viejo Princesa de España fuera insuficiente. «Desde Iniciativa Merindades queremos que Villarcayo sea un referente en Formación Profesional que atraiga alumnado de la comarca y de otros puntos», asegura el regidor, quien admite que no ha hablado de las inversiones necesarias con los centros. No obstante, «he visto viabilidad, interés y predisposición», añade. Serna ha mirado también hacia poblaciones de una entidad similar a la de Villarcayo que cuentan con centros de enseñanza privada de estas características. Ha comprobado que «generan una gran dinamización económica» y se muestra convencido que los ciclos de FPpropuestos, «además de ser viables por contar con las instalaciones adecuadas en Villarcayo, servirían para evitar que muchos jóvenes se vayan a estudiar fueran de la comarca».
mejor que estudiar fuera. Serna admite que muchos pueden ver como un obstáculo la necesidad de pagar unas cuotas mensuales o una matrícula, al plantearse la creación de un centro privado, pero considera que «este gasto siempre sería mucho menor que el que soportan las familias que deben de pagar alojamiento y manutención en un ciudad de nuestro entorno, a los chicos que estudian FP en centros públicos».