Los repartidores ya cumplen el horario de carga y descarga

F.L.D.
-

Los camiones y furgonetas ya no demoran su presencia en las calles del centro por temor a sanciones. La Policía Local comenzó el lunes a denunciar

Los repartidores cumplen - Foto: Patricia González

Hace tan solo una semana, calles peatonales del centro como La Paloma, Laín Calvo, San Juan o La Puebla estaban a mediodía invadidas por los camiones y furgonetas de reparto. Era horario de carga y descarga, sí, pero superaba con creces lo establecido por la normativa municipal. Esa imagen era la habitual cualquier jornada laboral y ya se había convertido en todo un clásico. Sin embargo, el lunes todo cambió. La Policía Local reforzó su presencia en estas zonas y no dudó en multar a todo aquel que incumpliera la Ordenanza. El tiempo de la información, el diálogo y en ocasiones la vista gorda llegó a su fin. Nada como una sanción económica para voltear una dinámica en apenas un segundo. Ayer la fotografía era la opuesta: vehículos desfilando hacia la salida y carreras de los trabajadores para llegar a tiempo. Después, un vacío de coches inusual que los burgaleses y turistas no acostumbraban a ver.

Las advertencias de que el cuerpo municipal de policía iba a multar a partir del lunes ya bastaron para que muchos repartidores fueran más diligentes a la hora de cumplir los horarios de carga y descarga. No obstante, aún quedó algún rezagado o despistado que al volver a su vehículo se encontró una sanción. En solo un día fueron ocho, y eso que los agentes que acudieron a controlar zonas como la plaza de La Flora dieron unos minutos de descuento tras marcar el reloj las 12 e, incluso, llegaron a perdonar a muchos conductores que se marcharon al verles.

[Más información en la edición impresa]