Trece aspirantes por plaza en las oposicionesa profesor de inglés

C.M. / Burgos
-

Burgos acoge las pruebas de una especialidad a la que se presentan 1.251 opositores repartidos en 11 tribunales

Momento en el que se extrajeron los cuatro posibles temas a elegir uno: 1, 12, 47 y 48. - Foto: Jesús J. Matías

Cinco años después de que se convocaran las últimas oposiciones de Secundaria no era de extrañar que cuando la Junta de Castilla y León abriera esta posibilidad iban a ser muchos los aspirantes que concurrieran a los exámenes para tratar de encontrar un empleo o dejar de ser interinos.

La Escuela Oficial de Idiomas y los institutos Diego Porcelos y Comuneros acogieron ayer las pruebas para la especialidad de inglés para la que se ofertan 99 plazas, la más numerosa de todas las ofertadas (441 plazas en total). De ellas, 87 son para Secundaria y 12 para Escuela de Idiomas.

Un total de 1.251 aspirantes trataron ayer de hacerse uno de estos preciados puestos para los que llevan años preparándose, lo que supone 13 aspirantes por plaza. Fuentes sindicales aseguraron que se esperaban más opositores dado el mucho tiempo que ha pasado desde la anterior convocatoria. Sin embargo, al tratarse de inglés quizás muchos de estos profesores han preferido salir fuera de España para tratar de encontrar empleo en otros países y por ello el número final no ha sido tan elevado.

A las 8.30 horas los once tribunales quedaban constituidos en las tres sedes y se procedía al llamamiento de los aspirantes. Posteriormente, se llevó a cabo el sorteo de los temas a desarrollar por escrito y que luego se tendrán que leer. Salieron el 1 (Evolución de la didáctica de las lenguas. Tendencias actuales de la didáctica del inglés lengua extranjera. Los enfoques comunicativos), el 12 (Concepto de gramática: Reflexión sobre la lengua y su aprendizaje. De la gramática normativa a la gramática en función del uso de la lengua y de la comunicación), el 47 (La revolución industrial inglesa; su influencia como modelo de transformación histórica. Los cambios sociales y políticos a través de la literatura de la época. Dickens) y el 48 (El Romanticismo en Gran Bretaña: Novela y poesía).

Ya por la tarde tuvieron que realizar un ejercicio práctico para comprobar que se posee la formación científica y las habilidades técnicas. Los aspirantes tienen que superar esta primera parte para pasar a la siguiente.

La segunda prueba consistirá en la defensa de una programación didáctica relacionada con la especialidad y posteriormente deberán realizar una exposición oral de una unidad didáctica elegida entre tres de la programación para comprobar la aptitud pedagógica.

Si el aspirante supera la fase de oposición, pasará a la de concurso, en la que se valorarán los méritos que haya aportado.

La ordenación de los aspirantes vendrá determinada por la suma de las puntuaciones de ambas fases teniendo en cuenta que la de oposición se pondera 2/3 y la de concurso 1/3.

 

Muchos nervios

Son conscientes de lo mucho que se juegan, nada más y nada menos que un empleo fijo o formar parte de la bolsa de interinos. Han estado años preparándose, bien por su cuenta o en una academia y el esfuerzo es titánico. Además, la mayoría de ellos han tenido que desplazarse desde otras ciudades de la región o desde otras provincias, con el gasto que ello supone.

Laura, de Valladolid, destacó a la salida del examen la buena organización de la convocatoria aunque no salió demasiado contenta. «Eran temas de didáctica y Literatura e Historia que hay que estudiar y no son para improvisar. Como no llevo mucho tiempo preparándolo, no me ha salido bien».

Más contenta estaba María, de Salamanca, al considerar que los temas eran «variados» aunque no cree que pueda aprobar. «Dentro del temario hay diferentes ámbitos y ha salido un tema de cada uno. Son 69 temas y es complicado saberse todos. Yo me las preparé en 2006 yendo a una académica pero desde entonces estudio a ratos. Se necesitan muchas horas y requiere sacrificio».

La presencia de más de 1.000 opositores, sin duda, benefició aunque sea por un día a los hoteles y a los restaurantes.