Briviesca destina a Personal el 43% de su presupuesto

S.F.L.
-

Trabajan 77 personas para el municipio. En verano, aumentan hasta 90 con la apertura de las piscinas y los Planes de Empleo de la Junta

Gran parte de la plantilla está adscrita a la brigada de Obras y Servicios.

El Ayuntamiento de Briviesca encabeza el ránking del gasto de personal de los municipios más grandes de la comarca burebana. Destina el 43% de su presupuesto anual, que asciende a 6.612.650 euros, a pagar a los trabajadores, una cifra que asciende a 2.844.367 euros. Hay que tener en cuenta que la capital burebana multiplica casi por siete el número de habitantes que tiene Oña, la segunda localidad más poblada de La Bureba. Actualmente, Briviesca tiene 6.675 habitantes empadronados y Oña (junto con sus pedanías) se queda en 1.024.  La plantilla municipal está compuesta por 77 trabajadores adscritos a diferentes categorías: funcionarios de carrera, personal laboral y personal laboral temporal. En época estival, las nóminas aumentan hasta llegar a 90, con la apertura de las piscinas y los Planes de Empleo de la Junta.
Estos trabajadores prestan servicios en distintas dependencias como en las oficinas municipales, Guardería, Casa de Cultura, Policía Local, Oficina de Turismo, Centro ocupacional, Espacio Joven, Polideportivo, Servicio de Obras, Parque de Bomberos, Cementerio y Banda de Música. Al grupo A, que es el mejor remunerado, pertenecen los puestos de secretario, interventor, arquitecto técnico, letrado, coordinador de obras y servicios, técnico de Archivo y de Cultura.
La confección del informe de  Valoración de los Puestos de Trabajo de Ayuntamiento está terminada, aunque  por el momento no se ha aplicado. «Se tendrá que negociar con el comité de empresa. Además, para poder aplicarlo, se tendrá que cambiar el convenio de funcionarios y laborales», declara Marcos Peña, alcalde de Briviesca.

MENOS GASTOS.

De entre los otros tres pueblos más poblados de la comarca, Oña, Poza y Frías, el Ayuntamiento más austero en cuanto a gastos de personal es el de la villa salinera. Si se divide su presupuesto municipal actual entre el importe de pago de empleados, el índice resultante es del 21%. Sus recursos humanos están integrados por 13 personas que se dedican a funciones administrativas, obras, limpieza y atención a las piscinas. 
Frías es el segundo pueblo que menos gasta en plantilla, con 288.520 euros anuales, un 28% del cómputo total. En 2017, el importe era mucho mayor, acercándose a los 332.000 euros para 11 trabajadores. Actualmente, el Ayuntamiento cuenta con 4 personas fijas y 6 temporales.
La villa condal destina el 32% de su partida a sus asalariados. 16  trabajan para la administración desempeñando sus labores en las oficinas, obras, servicios de limpieza, Oficina de Turismo, Guardería, Biblioteca y Centro deportivo. Con la llegada del verano y la apertura de las piscinas, otras dos personas formarán parte de la plantilla municipal. De todos ellos, tres puestos son fijos: el secretario y dos operarios de servicios múltiples.