Las altas superan a los ingresos y «dan un respiro» a Sacyl

SPC
-

Castilla y León sigue frenando el crecimiento de contagios y registra 457 casos de coronavirus y 61 fallecidos en una tendencia a la «desaceleración»

Carpas de triaje para enfermos en el Hospital de Valladolid. - Foto: Ical

La sanidad y los hospitales de Castilla y León vivieron ayer «un respiro» tras registrar 120 altas más que nuevos ingresos por coronavirus, tal y como destacó la consejera de Sanidad de la Junta, Verónica Casado, que recalcó que en las últimas 24 horas el número de altas supera al de nuevos diagnósticos de la enfermedad. En total, Castilla y León sumó 457 casos de coronavirus, por lo que la cifra total de contagiados se eleva a 8.332, un 5,8% más, y que confirma la tendencia de mejora frente al ritmo del siete por ciento de los últimos días. La Comunidad registró 61 fallecidos y elevó la cifra total a 847, «con una desaceleración del incremento de casos y fallecidos», tal y como informó la consejera, quien envió un caluroso mensaje a los familiares de quienes han perdido a un ser querido, porque «a veces nos olvidamos que estas personas tienen nombre y apellidos y que han fallecido en aislamiento».
Casado reiteró que «todos los registros» detectan una «desaceleración del incremento» tanto en los contagios como en los pacientes en unidades de cuidados intensivos, como en los fallecimientos y se ha fijado especialmente en el dato de que en los hospitales hay buenas noticias en el balance entre nuevos diagnósticos de la enfermedad y las nuevas altas este último dato es superior al primero. Así, en los hospitales, en las últimas horas ha habido 120 altas de pacientes más que nuevos diagnósticos, lo que genera «cierto nivel de tranquilidad».
Un motivo por el que Casado destacó que «hay cierta contención tanto en planta como en ingresos en UCIS». «Más si cabe cuando las altas, que ayer superaron por primera vez la barrera de las 300, son más que los ingresos por coronavirus, con un balance de 120 más», dijo la consejera. En la Comunidad hay 2.574 hospitalizados, un 7,7% del total de los casos que registra Medora (33.381 entre confirmados y sospechosos), de los que 2.200 se encuentran en planta «en situación estable».  
Además, el 93,8% de los fallecidos contaba con más de 65 años y la tasa de letalidad aumenta con la edad. En UCI, actualmente hay 351 pacientes, 12 de ellas han entrado en las últimas 24 horas. La cifra supone un 13,6% del total de hospitalizados.
La consejera aprovechó para recordar que en estos días «se han aprendido cosas de una infección que es nueva, muy desconocida, de la que se sabía su alta contagiosidad». También envió un mensaje a la población, a la que transmitió que «la vida sigue», que se cuide, que haga cuarentena social y una alimentación equilibrada, sana, dieta mediterránea, fruta y verdura, más pescado que carne, recetas que en lo cotidiano no da tiempo y hacer ejercicio en casa, con 150 minutos semanales, con música o sin ella, tirándose por el suelo o delante de una ordenador viendo tablas de ejercicios, informa Ical.
En todo caso, la consejera subrayó que al dar números «de esta manera fría» puede parecer que los representantes públicos se «olvidan» de que los casi 850 fallecidos tienen «nombres, apellidos y familias» y que han estado en aislamiento, lo que ha hecho aun «más dura» la situación. Por ello, ha reiterado el pésame a todos sus familiares y les ha enviado un «fuerte abrazo».