Duelo de necesitados en Fadura

A.I.A.
-

El Burgos, con las bajas de Andrés, Pizzorno y Goti, y el Arenas, sin Matador ni Arnáiz, se enfrentan mañana (18.00 horas)

José María Salmerón, rodeado por su equipo técnico y los jugadores del Burgos. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

La llegada de José María Salmerón a El Plantío ha supuesto un cambio en el ritmo de los entrenamientos. Ahora toca mostrar esa transformación en los resultados. Mañana, a partir de las 18.00 horas, se enfrentará al Arenas de Getxo, que todavía no conoce la victoria. Un duelo de equipos necesitados de buenos resultados.
Salmerón ha tenido poco tiempo para trabajar con su plantilla. Reconoce que la semana ha sido corta y, aún más, al jugarse en sábado. No va a hacer la revolución esta tarde en Fadura. Han trabajado «tres o cuatro cosas para tenerlas claras» y admite haberse encontrado buena predisposición en la plantilla.
Para este encuentro, donde una victoria supondría un paso importante en las aspiraciones de play off, no podrá contar con tres piezas importantes: el capitán Andrés, Goti y Pizzorno. «No vamos a forzar; están en proceso de recuperación», confirma Salmerón. Ausencias que obligarán al entrenador del Burgos a mover ficha en el equipo y a convocar a algún juvenil.
Por su parte, el Arenas, que entrena Javier Olaizola, que fuera jugador del Real Burgos en la década de los noventa, registra las bajas de Matador, por sanción, y de Íñigo Arnáiz, por lesión; pero recupera a Aranda. El cuadro vasco ostenta la plaza de colista y eso le confiere mayor peligro, pues saldrá con todo para conseguir la primera victoria y así lo vaticina José María Salmerón. «Es fuerte defensivamente y saldrá muy concentrado. Fadura es un campo estrecho. Será un partido difícil en el que tendremos que ponernos el mono de trabajo y la calidad para ganar», concluye.