scorecardresearch

La hazaña de Zidane

Roberto Morales (EFE)
-

El técnico del Madrid da una lección de estrategia ante el Barça sacando el máximo de un equipo muy mermado

La hazaña de Zidane - Foto: AFP7 vía Europa Press

El Clásico del fútbol español deja como gran ganador a Zinedine Zidane. El Madrid, con bajas de la importancia de Ramos, Carvajal, Varane o Hazard frente al Barcelona, consumó su resurrección regresando muchos meses después al liderato de LaLiga. El técnico francés pasa de su momento más difícil en el banquillo a sentir confianza para pelear por el doblete.

Son cosas que solo en el fútbol encuentran explicación. Al cuadro merengue se le dio por muerto. En la Liga de Campeones cuando se asomó al abismo de caer a la Liga Europa; y con pocas opciones en la defensa de la corona liguera, con 10 puntos de desventaja ante el Atlético.

En el momento decisivo de la temporada, tirando de lo que tiene y con bajas de titulares indiscutibles, tras superar el susto y acabar primero su grupo en la Champions, ya atisba las semifinales, con dos goles de ventaja para la vuelta de cuartos de Anfield. Un crecimiento que encuentra su base en ‘casa’.

Nunca en la Historia de la Liga se remontó una desventaja de 10 puntos. El Madrid la tuvo e incluso con un partido por jugar del líder. Sus 50 puntos en 19 jornadas fueron un ritmo inigualable, al que se sumaron las dudas madridistas que ahora han desaparecido. Los de Zidane son pura fe y desde la máxima entrega en cada partido.

El duelo de las 19 Copas de Europa y el Clásico se presentaban como exámenes definitivos. Y salió vencedor de los dos primeros capítulos. El desgaste físico realizado ante el Liverpool provocó un cambio en la estrategia de Zidane:apostó por Valverde y renunció a un jugador en la mejor de sus rachas goleadoras como Marco Asensio. Era un sacrificio por el bien del equipo. Aumentar una pieza en el centro del campo, juntar líneas, castigar la pérdida del Barcelona y atacarle con velocidad. Ahí apareció la precisión en el pase en largo de Modric y la velocidad de Vinícius.

Zidane convirtió en improductiva la posesión del equipo de Koeman y supo hacerle daño buscando las espaldas de sus laterales, y sufrir tras perder a Lucas Vázquez y Valverde. Incluso fue valiente con los cambios   de Isco, Marcelo y Mariano. 

Yes que lo ha vuelto a hacer: ha unido a una plantilla en un momento clave, y sueñan con Liga y Champions.