Operativas 201 farmacias, que solo carecen de mascarillas

B.D.
-

La disponibilidad de medicamentos es absolutamente normal, según indican desde el Colegio, y el servicio a domicilio se está realizando para casos que no pueden salir de casa

Hace unas semanas sí faltaban productos de higiene y protección. - Foto: Christian Castrillo

Normalidad ‘relativa’. La crisis sanitaria provocada por el coronavirus también está poniendo a prueba a un sector tan esencial como el de las farmacias. Actúan en ‘primera línea’ de la atención a usuarios y posibles contagiados y sufren la presión asistencial de la creciente demanda de medicación por parte de los pacientes.

"La cruz verde de la farmacia está para ayudar, informar y tranquilizar, pero tenemos que pedir que se haga un uso responsable de este servicio porque cuantas menos veces salgamos de casa, menos posibilidad de contagio", afirma Miguel López de Abechuco, presidente del Colegio de Farmacéuticos. 

Así, asegura que tras un mes del estado de alarma las 201 farmacias de la provincia están operativas. Y aunque sí han registrado algún caso positivo entre los 685 profesionales que trabajan en ellas, no se han visto obligados a cerrar ya que han tratado de organizar la prestación asistencial para no verse abocados a esa medida. "En la mayoría de las farmacias han hecho turnos para poder seguir trabajando y en las zonas rurales, afortunadamente, estamos bien", señala.

El suministro de medicamentos está siendo normal y la única incidencia se registra con la falta de mascarillas. "No tenemos y el día que lleguen nos llegarán a todos a la vez porque son corredores que se abren desde China, pero ahora no hay posibilidad de encontrarlas". Desde el Colegio insisten en que una vez que el estado de confinamiento finalice y si se determina que toda la población debe salir a la calle con esta protección será el Gobierno quien diga qué tipo de mascarilla y en qué condiciones.

La disponibilidad de geles hidroalcohólicos se está empezando a normalizar tras incrementar las empresas su producción, si bien desde el Colegio reiteran que no es un producto tan imprescindible si cumplimos con la recomendación del lavado repetido de las manos con jabón. Un inconveniente con el que se están topando los farmacéuticos es con el del incremento de los precios al haber subido su coste en origen. Un hecho que se repetirá con las mascarillas por lo que reclaman al Gobierno que blinde los precios de estos productos para evitar abusos. "Desde las farmacias estamos alertando de esta situación y denunciando a aquellos establecimientos que puedan tener precios abusivos", afirma.

También se ha normalizado la existencia de medicamentos como el Paracetamol, cuyo suministro no genera anomalías. "Mientras los laboratorios, el transporte y la distribución funcionen no tenemos por qué tener problemas de suministro, salvo algún medicamento concreto como hipertensivos pero que están siendo sustituidos por otros similares", manifiesta.

El servicio de medicamentos a domicilio se está realizando a través del Ayuntamiento y de Protección Civil y solo como medida de emergencia para aquellas personas que no pueden salir de su casa. 

López de Abechuco destaca el trabajo que están realizando tanto los 45 integrantes del equipo de Farmacia Hospitalaria del HUBU como los 50 especialistas del área de análisis clínicos, que en estas semanas han incrementado significativamente la carga de trabajo.