Monasterio coserá sus 2 barrios por un camino seguro

S.F.L.
-

Iluminará y asfaltará la totalidad del tramo -de 1.100 metros- para facilitar el tránsito de los peatones

Tritium Autrigonum visitó al delegado territorial de la Junta, Roberto Saiz. - Foto: Patricia González

«Estamos a la espera de que nos aprueben las licencias requeridas para comenzar con los trabajos de instalación de iluminarias en el camino agrario que une el barrio bajo con el alto», declara Antonio José Ibeas, el alcalde de Monasterio de Rodilla. El Ayuntamiento de la localidad pretende acometer las obras con fondos propios en los próximos meses de tal manera que, a través de la vía de 1.100 metros de distancia que separa la zona baja del municipio con la ermita de Nuestra Señora del Valle -situada en el barrio Santa Marina- los viandantes puedan acceder sin ningún riesgo de una parte a otra.
Se trata de una calzada por la que en raras ocasiones transitan vehículos y que conduce también al depósito de agua. Requiere una obra pendiente desde el pasado año de asfaltado que se ejecutará en un corto periodo de tiempo puesto que «las cunetas ya se están adecentado para ello», aclara el primer edil.
Sin embargo, la asociación local Tritium Autrigonum, poco conforme con la gestión municipal del equipo de gobierno, exige que el Ayuntamiento de la localidad debe valorar la construcción de un itinerario peatonal entre el barrio de Santa Magdalena y el de Santa Marina a lo largo de la zona contigua a la carretera BU-V-5005, con el fin de que los peatones transiten entre ambas áreas con seguridad.
El camino agrario da a parar a la ermita de Nuestra Señora del Valle de Monasterio, una atracción turística de la localidad.El camino agrario da a parar a la ermita de Nuestra Señora del Valle de Monasterio, una atracción turística de la localidad. - Foto: DBEl caso lo han expuesto ante el Procurador del Común hasta en tres ocasiones y una de las quejas presentadas por la entidad, en noviembre de 2019, reclamaba que dicho tramo «no tiene ni luz ni aceras y en algunos puntos es bastante peligroso». Sin embargo, «los vecinos del barrio de abajo sí pueden llegar a disfrutar de los servicios por vías pavimentadas».
El Consistorio ha requerido a la Diputación  -titular de la carretera- un informe para dar respuesta a la solicitud de la asociación. «Lo que nos exigen es una barbaridad. Con la construcción de bordillo y la instalación de luz sería meternos en una obra faraónica por parte del talud y utilizar parte del terreno de propiedad privada. El vial que queremos adecentar no presenta peligro para nadie», aclara el regidor.
Asimismo, la agrupación denuncia la falta de transparencia municipal y asegura que el Ayuntamiento no publica los informes sobre la calidad del agua en el tablón de anuncios. «Nos preocupa que no se limpien los depósitos, que tengamos sistemas de cloración obsoletos que generan picos de cloro y todo ello, unido a que no se muestran las analíticas, pueda acabar en  un problema que no se esté detectando», testifican desde Tritium Autrigonum. Ante tales acusaciones, el alcalde manifiesta que «todos los documentos están colgados en el Sistema de Información Nacional de Agua de Consumo Humano» para que los ciudadanos puedan verlos y también aclara que los equipos de cloración los han «sustituido recientemente, que funcionan telemáticamente y que los depósitos se limpian cada cierto tiempo».
La agrupación también critica la gestión de la secretaria del Consistorio y confirman que no cuelga ningún acta de los plenos ni las convocatorias en la sede electrónica. El último anuncio en el tablón virtual es del 13 de agosto de 2019.
Reunión con la Junta. Cuatro miembros de la asociación Tritium Autrigonum de Monasterio se reunieron esta semana con el delegado de la Junta en Burgos, Roberto Saiz, para transmitirle una serie de preocupaciones a nivel municipal y comarcal. Entre ellas, asuntos relacionados con la AP-1, de urbanismo y de servicios que afecta directamente a la localidad burebana. El político se comprometió a estudiar cada caso y darles respuesta.