scorecardresearch

El área rival sigue siendo el problema del Burgos CF

R.M.
-

El equipo blanquinegro ha marcado un gol en las últimas cuatro jornadas ligueras

Álex Alegría controla el balón en el choque ante el Alcorcón. - Foto: Jesús J. Matí­as

Al Burgos CF se le escapó un punto en el añadido del choque contra el Alcorcón después de protagonizar una desafortunada acción en defensa que acabó propiciando en el gol del cuadro alfarero. Sin embargo, pese a la dolorosa derrota debido a un error en la contención, el problema de la escuadra castellana no está en su área, sino en la de su rival. 

Junto al Real Zaragoza, el Fuenlabrada y al Real Oviedo, el Burgos sigue siendo el equipo menos goleado de la categoría después de encajar siete dianas en los ocho primeros partidos que ha disputado en LaLiga Smartbank. Su solidez queda fuera de toda duda, salvo los fallos puntuales que han aparecido en algunos partidos. Por contra, el equipo de la ribera del Arlanzón solo ha perforado la portería contraria en seis ocasiones. Es más, en los ocho partidos que ha disputado solo ha marcado en tres de ellos, ya que al Valladolid le hizo tres goles y al Amorebieta dos, el que resta lo logró ante el Mirandés y supuso la victoria.

En el último partido ante el Alcorcón, el bagaje ofensivo de los blanquinegros fue el más pobre de toda la temporada. Solo realizaron cuatro remates y ninguno de ellos fue a la portería. Dani Jiménez, guardameta del conjunto madrileño, no tuvo que intervenir en ningún momento. Incluso en el partido ante el Leganés, en el que los burgalesistas se quedaron en inferioridad en el minuto 18, dispararon en una ocasión más.

Encontrar el equilibrio entre una defensa fuerte y un ataque con pegada es complicado. Ha habido partidos en los que el Burgos lo ha conseguido, aunque han sido los menos. Desde la pretemporada el equipo ya evidenció falta de gol y es algo que se mantiene en la actualidad.

El Alcorcón era, por números, el conjunto más endeble en defensa de toda la Segunda División después de encajar 17 goles en los 7 primeros partidos. En el choque del domingo prácticamente no sufrió en labores defensivas y logró dejar su portería a cero por primera vez en esta temporada.